El mayor operador de telecomunicaciones en Venezuela está al borde del colapso

Tras la propagación del coronavirus y la cuarentena establecida por el régimen, los venezolanos han aumentado el consumo de la red de telecomunicaciones con millones de chats y transmisiones de video, lo que lleva al colapso, de las ya deterioradas comunicaciones en el país.

En ese sentido, la filial de Telefónica SA, Movistar, indicó que durante la primera semana de cuarentena el aumento en el uso de datos fue igual al de todo el año 2019.

El presidente de Movistar Venezuela, José Luis Rodríguez Zarco, aseguró que la red de la compañía estaba «operando a su máxima capacidad«, incluso antes de la crisis generada por el Covid-19, destacando que su servicio «es indispensable para sectores críticos como el cuidado de la salud y la industria alimentaria«.

Los expertos dicen que años de baja inversión y negligencia, apagones continuos y estrictos controles de precios han dejado los años de infraestructura de Venezuela detrás de otras naciones de la región. Los planes de Movistar cuestan en promedio el equivalente de entre 15 centavos a $ 1 por mes.

Durante los primeros cinco días de la cuarentena decretada, la transmisión de Netflix se duplicó con creces y el uso de Twitter, TikTok y WhatsApp aumentó un 40% cada uno.

Otro de los factores que complica cada vez más las comunicaciones, está relacionada con la escasez de combustible, ya que las torres móviles en Venezuela funcionan con diesel, mientras que el cierre de muchas estaciones de servicio hace que sea imposible que los técnicos salgan a reparar fallas en las torres.

En un anuncio reciente, el líder del régimen chavista, Nicolás Maduro ordenó a las compañías de telecomunicaciones que continúen ofreciendo sus servicios durante la cuarentena, incluso si los clientes no pueden pagarlo.

«Durante los próximos seis meses, está prohibido cortar los servicios de telecomunicaciones en el país«, dijo Maduro el 22 de marzo.

La orden podría obligar a los proveedores de servicio a operar con perdidas.