¡El descaro! Cajas de Clap transportaron dinero del narcotráfico para el régimen

¡El descaro! Cajas de Clap transportaron dinero del narcotráfico para el régimen

Autoridades estadounidenses revelaron que en el interior de las cajas de comida se escondía dinero en efectivo que recibía el régimen como pago por la droga que enviaba a México.

Una investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, reveló vínculos del régimen de Nicolás Maduro con carteles mexicanos. Según lo indagado Venezuela utilizó cargamentos de alimentos enviados desde México, los cuales eran parte de Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap), en donde recibían camuflado dinero en efectivo de los narcotraficantes mexicanos, como pago de los envíos de droga que recibían de los funcionarios del gobierno venezolano.

Además, detallaron que la operación se realizó a través de una parada de los barcos en Puerto Limón, en Costa Rica, lugar en donde la empresa Alunasa, propiedad estatal venezolana, tiene una sede. Mediante la empresa, el dinero habría entrado en el sistema financiero y de esa forma pasó directo a los bancos rusos vinculados con los principales del chavismo Diosdado Cabello y Tareck El Aissami.

Se presume que lo mismo ocurrió con los cargamentos de alimentos que fueron gestionados por El Sardinero Es Servicio, S. A., compañía mexicana que se ha encargado de exportar alimentos a Venezuela para el Clap, directamente o través de filiales.

Además, El Sardinero Es Servicio, S. A., se ha transformado en una de las empresas bandera del presidente mexicano Manuel López Obrador, quien ordenó se aprobara un contrato de 70 millones de dólares para suministrar la comida de la Policía Federal, mientras esperan cerrar el trato para que también abastezcan el sistema carcelario.

A través de una trama criminal legalizan el dinero del narco

Por otra parte, las autoridades estadounidenses se pregunta por qué Venezuela no usó a otro país para la exportación de alimentos, como por ejemplo Brasil, su empeño en México despertó grandes sospechas.

Uno de los colaboradores de la investigación declaró a ABC, que: “La hipótesis de los investigadores era que, dado el carácter de narcoestado de Venezuela, lo normal es que los dirigentes chavistas intentaran resolver la necesidad de alimentos que hay en el país al mismo tiempo que resolvían cómo obtener el pago por parte de los carteles mexicanos de la cocaína colombiana que sale a través de Venezuela”.

Además, las compras de alimentos para los Clap fueron salpicados por el hecho de que los colombianos Alex Saab y Álvaro Pulido, estuvieron al frente, ambos acusados de narcotráfico y uno de ellos es señalado como el testaferro de Tareck El Aissami.

Saab y Púlido lograron realizar un negocio millonario junto a El Sardinero, el cual consistía según las autoridades en vender productos a sobreprecio e incluso vencidos. La Secretaría de Economía de México ha calculado que ese negocio movió más de 850 millones de dólares entre enero de 2017 y agosto de 2018.

Clap y el lavado de dinero

Nuevos elementos en la investigación, de acuerdo con la persona consultada, sugieren que los envíos de alimentos se han aprovechado para remitir también dinero en efectivo vinculado al narcotráfico. Buques que partían del puerto mexicano de Veracruz hacían escala en Puerto Limón, en Costa Rica, en lugar de navegar directamente a La Guaira, en Venezuela.

En Puerto Limón, la estatal venezolana Alunasa, dedicada al aluminio, dispone de una terminal para uso propio. Alguien que intervino en las operaciones realizadas en esas instalaciones confirmó a la investigación que era frecuente que entre los contenedores de alimentos que llegaban —en una parada «técnica» que luego constaba en los registros de navegación– hubiera alguno con dinero en efectivo.

Este movimiento es el que explica la alerta lanzada en mayo de 2018 por el Tesoro de EEUU sobre el uso de Alunasa para el lavado de dinero por parte de dirigentes venezolanos como Diosdado Cabello, cuya parcela para el enriquecimiento ilícito dentro del chavismo, además del negocio compartido del narcotráfico, incluye muchas de las operaciones relacionadas con la Corporación Venezolana de Guayana, dedicada a la explotación de diversos minerales en el estado de Bolívar. El hecho de que buena parte de los mandos de Alunasa tuvieran que ver que ver con los servicios de inteligencia venezolanos corroboran ese interés «estratégico» de la cúpula chavista por esa compañía en el exterior.

A raíz de la alerta estadounidense, en junio de 2018 el Banco Nacional de Costa Rica cerró todas las cuentas que correspondían a Alunasa. Al parecer, en esas cuentas se habrían hecho muchos depósitos en efectivo, cuando ningún cliente real de la compañía paga de esa manera, y se habrían tramitado transferencias, directamente o través de Panamá, a cuentas en Eurofinance Mosnarbank, Gasprombank y VTB, vinculadas a Diosdado Cabello y Tarek el Aissami.

Fuentes de la investigación precisan que si bien parte de los envíos de dinero en efectivo se descargaba en Costa Rica, para entrar en el sistema financiero e ir a parar a las cuentas corrientes de altos dirigentes chavitas, otra parte continuaba hasta Venezuela, posiblemente destinada a las FARC.

(Con información de ABC)

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!