El Confidencial analiza los negocios de Diaz Granados

Danilo Díazgranados Manglano vive desde hace nueve años en una exclusiva zona de La Romana, en República Dominicana. Salió de Venezuela por la inseguridad ya que es un notorio empresario que lleva décadas en diversos negocios: desde los seguros a la automoción, la cerveza o la banca, en países como Estados Unidos, Venezuela, Suiza, Bélgica o España. Cofundó el Savory Bank de Nueva York en 2007, del que aún es accionista.

Diázgranados es señalado ahora por El Confidencial como la persona de confianza del chavismo que invirtió dinero público en bonos del Reino Unido a través del banco suizo CBH. Ante esto, él afirma que todo está en regla.

Sin embargo, en un cable publicado por Wikileaks, en el apartado de “actividades fuera de los registros contables oficiales”, se habla de que Venezuela estaba invirtiendo en “fondos fiduciarios y del mercado de divisas” internacionales. Esas operaciones “comprendían grandes inversiones” que se situaban “fuera de las transacciones registradas en los balances”.

El cable habría sido elaborado en agosto de 2006 por la embajada de EEUU en Caracas y señalan que “según un fuente próxima, Venezuela tiene a un facilitador principal, que probablemente es Danilo Díaz Granados, quien actúa como intermediario entre la República Bolivariana de Venezuela e instituciones financieras para colocar depósitos y contratar bonos”.

Sus representantes explicaron al diario que todos los negocios son “plenamente legales y cumplen con las regulaciones y normativas de cada país en los que opera, y se han realizado a través de compañías y entidades financieras debidamente registradas, autorizadas, reguladas, supervisadas y auditadas”, diciendo que su actividad empresarial ha estado libre de investigaciones judiciales por más de 30 años.

Según memorias internas de la entidad suiza de banca privada Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) entre los años 2011 y 2013, “Díazgranados trabajó durante varios años en la intermediación con los autoridades venezolanas y varios bancos. Muy especialmente con “una gran institución venezolana, Fonden, con la que mantiene excelentes relaciones”, informa la nota interna del banco”, según lo reseñado por el diario español.

““No queriendo que se mostraran en los mercados” los montantes, el Fonden confió en la sociedad Craft Financial SA y en otro intermediario no especificado para canalizar la inversión a través de su cuenta en CBH. Craft Financial fue creada ex profeso para realizar esa operación en Panamá en agosto de 2011, cuyo último beneficiario es Danilo Díazgranados, cliente del banco ginebrino desde 1991”, sigue explicando el medio.

Mientras, Díazgranados confirmó la operación de compra de bonos del Reino Unido a través de dos escritos dle 16 de abril y 4 de mayo. En las misivas señala que la CBH participó en compra de “gilts” luego de la solicitud de Fonden a varias entidades financieras.

“Esta entidad —de la que es cliente desde los años noventa y con cuyo propietario principal tiene una relación de cercanía— propone a Danilo Díazgranados Manglano tomar parte en la operación para afrontar conjunta, y únicamente, el riesgo cambiario derivado del posible retraso de pagos de Venezuela tras recibir la oferta”, señala el mensaje de sus representantes al Confidencial.

Explican también que la “offshore” de Díazgranados “nació con el propósito de realizar la transacción entre el Fonden y la CBH “para contar con un vehículo operativo legalmente aceptado en operaciones como la planteada para asumir conjuntamente el riesgo cambiario, se crea la compañía Craft Financial (2011). Como todas la operaciones financieras en las que ha participado, esta se ejecutó conforme a las regulaciones vigentes””.

Señalan que nunca recibió pago alguna por la gestinón de compra y venta de los bonos y que el único beneficiario fue el banco.

Deja tu Comentario

Comentarios