loading…


¡DETRÁS DE NUESTROS MUERTOS! Dos comandantes, un concejal y un “taxista” implicados

Cerca de las 8:40 de la noche del martes 11 de abril, arribó un camión de Orden Público de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) al Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) con un hombre malherido de 32 años de edad abordo, llamado Gruseny Antonio “Tony” Canelón Scirpatempo, quien, según indicaron médicos que lo atendieron, recibió una descarga de escopeta de perdigones a quemarropa mientras protestaba en la avenida Ribereña.

Aunque Canelón Scirpatempo llegó consciente al nosocomio -e incluso pudo contar a medias lo que había sucedido-, el disparo a tan corta distancia le produjo una herida de aproximadamente seis centímetros de radio en el hemitorax del lado izquierdo –región lumbar-, por lo que su vida de vio comprometida y, tras más de 30 horas de lucha, falleció.

”Él tuvo una lesión hepática grado IV; múltiples heridas en el colon, por lo que tuvimos que quitarle la mitad de este; daños en un riñón, diafragma y pulmón izquierdo”, explicó a EL IMPULSO el presidente de la Sociedad de Médicos y Residentes del Hcuamp, Jesús Guarecuco, quien dijo que el disparo fue realizado con saña, pues en la humanidad del hoy occiso quedó marcado el “tatuaje de pólvora”.

Tony, como lo conocían de cariño, perdió mucha sangre por la gravedad de sus lesiones y se le realizaron diversas trasfusiones. Contó Guarecuco que estuvo recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y debió ser intervenido quirúrgicamente por segunda vez, aunque lamentablemente no resistió y dejó de respirar alrededor de las 3:00 a.m. de este Jueves Santo.

“Los militares se asomaban al quirófano, quisieron hasta entrar para ver qué pasaba con él. No podían mostrar intención de detenerlo porque su vida siempre estuvo pendiendo de un hilo; pero ya hoy no están aquí, se fueron”.

“10 minutos antes estaba conmigo”

“Esa noche aquí había una concentración con bastante gente en la calle, habían niños, ancianos y mujeres embarazadas”, expuso una vecina de Tony de la urbanización Tarabana Plaza de Palavecino, de nombre Mariana Angulo.

“Cuatro personas estábamos a su lado sentados justo al frente de la casilla de vigilancia. Al ratico él (Tony) se levantó, lo perdimos de vista y es ahí cuando arremete la Guardia; la gente empezó a correr, empezó el despelote. La mayoría de las personas logró resguardarse en las urbanizaciones, al parecer él no lo logró”, contó.

Sobre lo ocurrido, allegados que Gruseny Antonioindican que fue alcanzado por los castrenses, quienes después le dispararonsin razón alguna. Otros creen que le accionaron en su contra mientras corría para resguardarse en las urb. Santa Cecilia o Roca del Valle.

“Nos dimos cuenta que le había pasado algo porque vimos tirado en el piso el casco que cargaba puesto. Nos llegó el rumor que estaba en el hospital pero después nos enteramos por las cadenas de las redes sociales”.

“Lo estamos haciendo con dolor, en honor a él y a su familia porque no queremos que se repita esto, queremos vivir en un país en el que no tengamos que morir así. Era un ser humano y eso vale mucho”, dijo Angulo mientras vecinos de la Ribereña realizaban una cadena humana para honrar la lucha y memoria de Tony, la lluviosa tarde de este jueves.

Polifacético, sociable y muy querido

Como una persona muy querida, extrovertida y sociable fue descrito Canelón por amigos y seres queridos. También le decían Gru.

“Todo el mundo lo quería, no le daba pena saludar y hablar con alguien que no conocía. Se ganaba rápido a la gente (…) Le sobró medicamentos. Había un grupo de médicos que fueron quienes se movieron”, comentó un familiar a EL IMPULSO.

Era el mayor de tres hermanos, con quienes salió adelante después de quedar huérfanos en la adolescencia.

Su casa paterna se ubicada en Los Rastrojos, aunque residía como inquilino en Tarabana Plaza, donde afirmaron saber poco de él.

Conocidos afirmaron que era un extraordinario deportista –destacaba en baloncesto, waterpolo y voleibol- e incursionó en el mundo del modelaje años atrás.

Asimismo, comentaron que se dedicaba a atender los negocios que dejaron sus padres, mientras estudiaba en la Universidad Yacambú. Tuvo un no paso por la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla), donde cursó la carrera de Ingeniería Civil.

Tras la pista de los culpable

La Fiscalía 21 del Ministerio Público (MP) del estado Lara se encuentra realizando las investigaciones del caso para dar con los responsables de la muerte de Guru. Estaba previsto realizar la autopsia al cadáver de Tony durante la tarde de este Jueves Santo, en presencia de representantes de distintos cuerpos de investigación.

Se espera que un Fiscal Nacional del MP haga presencia en la región para intervenir en el caso. También se espera la realización de la construcción de los hechos.

Padre e hijo heridos junto a Tony

Junto a Tony ingresaron al Hcuamp dos personas, quienes resultaron heridas por perdigones en el mismo lugar en el que presumiblemente le dispararon al hoy occiso: urb. Roca del Valle II.

“Al hijo le dispararon a quemarropa en la tibia izquierda y tuvieron que operarlo porque lo fracturaron. Al papá si fue un poco más de lejos pero sí tiene todo el pecho herido”.

Tercera víctima fatal de las protestas y decenas de heridos

El fallecimiento de Tony resulta el tercero que se presenta en las manifestaciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro, durante la última semana en el estado Lara; la segunda en manos de funcionarios de la GNB.

Cabe destacar que el pasado martes 12 de abril pereció un adolescente de 14 años de edad, quien recibió un balazo en el abdomen que tocó la vena ilíaca. La bala habría salido del arma de un GNB, denunciaron familiares, que reprimía manifestación que llevaban a cabo habitantes de Yucatán, al norte de Barquisimeto.

Asimismo, un grupo de motorizados armados que amedrentaba a protestantes del oeste de la capital larense, durante la noche del martes, arrebató la vida de Miguel Ángel Colmenárez, de 36 años de edad, quien presuntamente no participaba en las trancas pero se encontraba en la calle 58 con 15B cuando colectivos “atacaron”.

Durante una semana de protesta al este, oeste norte y sur de Barquisimetoy Cabudare se manejan al menos cinco personas heridas de bala –una falleció-, y los médicos del Hcuamp manejan al menos 37 personas heridas en manifestación por perdigones. Estas estarían en sus casas sin acudir a un centro asistencial por temor a ser apresados.

Fuente: Diario El Impulso

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo