loading…


Detenido comerciante por vender, presuntamente, efectivo al 300 % en Guayana

Un ciudadano de nacionalidad libanesa fue aprehendido por la Policía Municipal de Caroní y le fueron incautados 100 millones de bolívares en efectivo. De acuerdo con las investigaciones, ese dinero sería ofrecido al 300% en las redes sociales

La Policía Municipal de Caroní detuvo a un comerciante de nacionalidad libanesa en un centro comercial de Puerto Ordaz, estado Bolívar, el miércoles de esta semana. De acuerdo con el comisario de este cuerpo de seguridad, Jimmy Martínez, el aprehendido fue rastreado por redes sociales, pues presuntamente vendía dinero en efectivo a cambio de comisiones de 300 %.

Al Sahily Abbass fue detenido en un negocio de comida rápida en el centro comercial Alta Vista II, en el sector Alta Vista, de Puerto Ordaz, y le fue incautado una caja de cartón en donde había poco más de 100 millones de bolívares en efectivo, en denominaciones de 100.000, 2.000 y 1.000 bolívares. El caso fue puesto a la orden de la Fiscalía 3° con competencia en ilícitos económicos, a cargo de la fiscal Yanira Jaramillo.

Martínez aseguró que la detención se dio como parte del Plan Nacional Estratégico de Defensa del Cono Monetario, anunciado por el presidente Nicolás Maduro. En total, en la caja del comerciante había 104 millones 979.000 bolívares, distribuidos en 1.000 billetes de 100.000 bolívares, 1.500 billetes de 2.000 bolívares y 1.979 billetes de 1.000 bolívares.

El Pitazo consultó a un abogado experto en el área financiera y confirmó que en Venezuela no hay legislación que tipifique delitos por comercio de papel moneda. En estos casos, la fuente aseguró que el Ministerio Público está imputando delitos de estafa y usura, según sea el caso, a los detenidos por venta ilegal de efectivo en Caracas.

La usura está tipificada en el artículo 60 de la Ley Orgánica de Precios Justos: “Quien por medio de un acuerdo o convenio, cualquiera que sea la forma utilizada para hacer constar la operación, ocultarla o disminuirla, obtenga para sí o para un tercero, directa o indirectamente, una prestación que implique una ventaja notoriamente desproporcionada a la contraprestación que por su parte realiza, incurrirá en delito de usura y será sancionado con prisión de cuatro (4) a seis (6) años”.

El Pitazo no pudo confirmar si Al Sahily Abbass había sido imputado por estos delitos ni el lugar de su reclusión, durante este 1 de junio. Las autoridades municipales consultadas alegaron no estar autorizadas para dar esa información.

El miércoles de esta semana hubo otra detención en el estado Bolívar por trasladar dinero en efectivo. Nueve sujetos fueron capturados por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Ciudad Bolívar, capital de la entidad, mientras transportaban la cantidad de 1 millardo 160.000 bolívares en efectivo en un blindado de la empresa Transvalven, aunque sin documentación que lo justificara. Entre los detenidos estaba un capitán del Destacamento de Vigilancia Costera de Puerto Ordaz.

Venta de efectivo por escasez

Este año se ha agudizado la escasez de efectivo en Venezuela, sobre todo después de que comenzara a circular el nuevo cono monetario. Los bancos no entregan más de 100.000 bolívares en efectivo al día, monto que no alcanza ni siquiera para comprar un café en una panadería.

La escasez del papel moneda afecta, sobre todo, a aquellos lugares sin conexión a internet, donde no se puede pagar vía electrónica, como el sur del estado Bolívar, y también a aquellas áreas comerciales sin recursos tecnológicos para cobrar electrónicamente, como el transporte público. Así nació una nueva e ilegal forma de adquirir efectivo, a través de particulares que ofrecen el cash a cambio de comisiones de hasta 300 % por el monto vendido.

La oferta de efectivo se vincula a los comerciantes informales, que en todo el estado Bolívar ofertan los productos de primera necesidad a precios muy inferiores a los reales. Por ejemplo, un kilogramo de arroz puede costar entre 800.000 y 1 millón 200.000 bolívares en el comercio formal, pero en la reventa informal oscila entre 250.000 y 300.000 bolívares, pagando en efectivo. Un cartón de huevos cuesta 2 millones por punto de venta, y 550.000 bolívares en efectivo. Con la rebaja de precios, los consumidores optan por comprar en efectivo con el poco que consiguen, en un intento de “estirar el dinero”. Quienes venden a precios solidarios recuperan la ganancia al revender el efectivo en el doble o el triple de su valor.

De acuerdo con comerciantes informales, los principales clientes del dinero en efectivo son mineros de los municipios del sur de Bolívar, que necesitan el efectivo para sus transacciones. Una grama de oro la pueden comprar en 8 millones de bolívares en efectivo, mientras que por transferencia la compran en 20 millones. “Ellos necesitan efectivo para todo y por eso vienen a comprar aquí”, dijo un buhonero consultado por El Pitazo. “El precio real de los productos es el que se ofrece por punto de venta, pero nadie tiene tanto dinero; por eso nosotros bajamos los precios y le vendemos al minero”, aseguró la fuente, que reservó su identidad por razones de seguridad.

Con información de: El Pitazo

TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !