loading…


Detalles del secuestro a empresaria por vínculos con la Operación David

La toma del Fuerte Paramacay en el estado Carabobo y la sustracción de armas liderada por el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Juan Carlos Caguaripano, para intentar que militares se declararan en rebeldía contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro cambió la vida de Sol Závala, empresaria y fundadora del partido Renueva.

Luis Pico/ El Nacional  

En la madrugada del 10 de agosto, apenas cuatro días después de la intentona de Caguaripano, un mensaje enviado por un grupo de Whatsapp alertó a Závala de la presencia de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que rodearon el edificio donde vive en la ciudad de Caracas.

Comienzo de la operación David con el Capitan Caguaripano al frente /Foto Captura cortesía

Lejos de alarmarse o de planificar una huida, prefirió vestirse y prepararse para cuando tocaran su puerta. Como si la escena formara parte de un canal de televisión oficialista, los golpes fueron la carta de presentación de los funcionarios del Sebin, que con armas largas en las manos y los rostros cubiertos con pasamontañas, entraron a su casa, le pidieron su cédula y enseguida comenzaron preguntarle sobre la denominada “Operación David”.

“No conozco a ninguna de esas personas ni tengo vínculos con ellos. Nunca los he visto ni conozco nada acerca de un plan terrorista”, contestó Závala a los uniformados, que decidieron trasladarla a El Helicoide, cercano a la avenida Victoria de Caracas.

Nada más al llegar, se topó con Alfredo Ramos, alcalde del municipio Iribarren, en Barquisimeto, estado Lara, que lucía demacrado y desgastado por su estadía en prisión, una bienvenida que le causó temor por el lugar en el que se hallaba.

“El primer día sentí terror e incertidumbre porque me torturaran y por no saber cuál sería mi destino. Pensaba en mis hijos, mi madre y mis hermanos”, recordó Závala durante una entrevista con El Nacional Web.

Luego de ser interrogada, la hicieron dormir su primera noche esposada a una litera que habían dispuesto en medio de una oficina administrativa que le sirvió de celda.

“No participé en marchas ni protestas opositoras porque no me parecen ideales. Mi única arma es la biblia”, solía responder cuando la interrogaban.

Seguir leyendo en El Nacional 

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !