¡QUÉ DESGRACIA! Los juguetes que no podían faltar bajo el árbol de navidad en Venezuela y que este año faltarán

La crisis en Venezuela se ha llevado muchas de las tradiciones del país, como la alegría que producía la navidad. Los venezolanos han intentado mantener la costumbre de los regalos para los más pequeños, pero para muchos niños este año no habrá obsequios bajo el árbol y hasta tal vez no haya ni siquiera un árbol de navidad en casa.

Aunque hay variedad de presentes que solían darse en aquellas navidades de “abundancia”, existen varios que eran básicos y que, en la mayoría de los casos, se daban en esta época.

Esta es la lista de obsequios que no podían faltar bajo el árbol de navidad y que este año sí faltarán:

1. Una muñeca

En toda casa en la que haya una niña, una muñeca, de trapo o las conocidas Barbies, no podía faltar. Siempre, de alguna manera, aparecía bajo el árbol alguna de esas variaciones o, en los mejores casos, ambas.

2. Una bicicleta

Todos los niños, en algún momento, han pedido una bicicleta a sus padres, más aún en fechas decembrinas.

Ese regalo nunca faltaba y era común que los pequeños de todos los hogares de la cuadra salieran el día de navidad a estrenar su nueva adquisición de dos ruedas.

3. Muchas chucherías

¿Cómo olvidar los caramelos y dulces que, en muchos hogares venezolanos, se dejaban como un agregado a los regalos principales de los pequeños?

Se obsequiaban las más diversas y sabrosas chucherías, envueltas, casi siempre, en papeles brillantes o dentro de bolsas de regalo. Los chocolates no podían faltar.

4. Un teléfono

Cuando los niños ya no son tan niños era común que pidieran un teléfono celular y, si ya lo tenían, era posible cambiar de equipo por uno más moderno.

Sin embargo, eso, hoy en día, resulta prácticamente insostenible por los altos precios de los equipos electrónicos y por lo bajos que son los salarios.

5. Ropa

Algo que a los niños no les gustaba tanto recibir era la ropa, pero bajo el árbol nunca faltaba aunque sea un par de medias, una camisa o un juego de ropa interior.

Hoy en día, la compra de cualquier prenda de vestir puede desajustar el presupuesto mensual para que una familia subsista. Así de grave está la situación en Venezuela.

6. Dinero

Finalmente, en navidad, no faltaban las abuelas o tías consentidoras que hacían llegar a los pequeños bultitos en los que les dejaban buenas sumas de dinero para comprar chucherías o salir con sus amigos.

Hoy en día, además de que es prácticamente imposible regalar dinero, por lo necesario que es para la adquisición de alimentos, las abuelitas y las tías (casi siempre, mayores) no ganan lo suficiente con sus pensiones y jubilaciones ni siquiera para sobrevivir solas. Mucho menos podrían “regalar” lo poco que perciben al mes.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo