loading...

Desde Colombia, militares apegados a la Constitución están listos para liberar a Venezuela

Vistiendo camisetas de camuflaje y botas de combate, un grupo de milicia venezolana forma en la ciudad colombiana de Cúcuta mientras su comandante, un sargento retirado, habla de planes para tomar ciudades al otro lado de la frontera antes de ir a Caracas para ayudar a derrocar la dictadura de Nicolás Maduro.

Ocho hombres, quienes se identificaron como exintegrantes de la policía, el ejército y servicios de inteligencia venezolanos, se reunieron cerca de la tensa frontera de los dos países, desde donde dijeron que liderarán un ataque destinado a derrocar a Maduro y entregarle el poder al líder opositor Juan Guaidó.

Tras hablar de la esbozada “Operación Venezuela“, el sargento retirado del ejército, Eddier Rodríguez, aseguró que hay alrededor de 150 hombres listos para participar con su grupo. Reuters no pudo confirmar de forma independiente el estatus de los ocho hombres ni el tamaño de la milicia.

El objetivo es liberar a nuestro país“, dijo Rodríguez, de 37 años, quien asegura que en los últimos meses trabajó como guardia de seguridad privada en Bogotá. “Somos tropas que estamos dispuestas a dar la vida si es necesario, así sean los 150 que entremos“.

El grupo asegura que está abierto a recibir ayuda financiera y logística de gobiernos y particulares, aunque admite que hasta ahora sus llamados no han tenido éxito.

El Ministerio de Defensa de la dictadura y el Ministerio de Información no contestaron a una solicitud de comentarios sobre la formación de milicias en Colombia.

El director de fronteras del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Víctor Bautista, dijo que cualquier grupo que tome las armas será considerado una organización paramilitar y las autoridades capturarán a sus integrantes.

Alguna actividad de tipo militar sería de total ilegalidad en nuestro territorio y serían obviamente judicializadas las personas“, explicó Bautista.

Un oficial del ejército colombiano, que solicitó no ser identificado, admitió que la inteligencia militar conoce de la existencia de grupos de milicias venezolanas y no descartó que planeen volver a cruzar la frontera hacia su país.

Las autoridades de Colombia dicen que no han hecho nada contra los integrantes del grupo porque hasta ahora no han cometido ningún delito en su territorio. Por separado, un funcionario de alto nivel del gobierno que pidió no ser identificado advirtió que podrían ser procesados por porte ilegal de armas y la conspiración para cometer un delito.

CRECIENTE NÚMERO DE MILITARES APEGADOS A LA CONSTITUCIÓN

El Gobierno de Colombia sostiene que apoya todo esfuerzo diplomático para presionar la salida de Maduro, sin involucrarse en una acción militar.

Se estima que 1,2 millones de venezolanos llegaron a Colombia en los últimos años huyendo de una dolorosa recesión e hiperinflación que ha dejado a millones de personas enfrentando hambre y escasez de productos básicos.

La cifra incluye un creciente número de desertores de las fuerzas armadas venezolanas, algunos de los cuales están formando milicias para presionar por una salida de Maduro.

Si bien esas milicias son casi insignificantes frente a los 150.000 efectivos del ejército de Venezuela, los hombres dijeron a Reuters estar dispuestos a enfrentar cualquier consecuencia si pueden liberar a su país de Maduro, poniendo de manifiesto la frustración y desesperación de muchos emigrantes venezolanos.

Guaidó invocó en enero la Constitución para juramentarse presidente interino puesto que las elecciones en las que Maduro se autoproclamó el año pasado fueron fraudulentas.

El también titular de la Asamblea Nacional ha solicitado a las Fuerzas Armadas de Venezuela que se vuelvan contra el régimen de Maduro.

Estados Unidos y la mayoría de las naciones occidentales reconocieron a Guaidó como líder de la nación petrolera, pero Maduro lo acusa de ser un títere de Washington y un golpista. Maduro tiene presuntamente la lealtad de la cúpula de las Fuerzas Armadas.

Rodríguez dijo haber sostenido reuniones con diferentes grupos de “resistencia” que buscan ayuda para entrar a Venezuela, aunque no proporcionó mayores detalles de cómo planeaban cruzar la frontera y lanzar un ataque.

El grupo dice que espera recaudar fondos para comprar armas, municiones, explosivos, chalecos antibalas, comida y agua para su operación, pero hasta ahora sólo han conseguido unas pistolas, aseguró Rodríguez, quien no reveló como las obtuvo.

El presidente colombiano, Iván Duque, reconoce a Guaidó como el legítimo presidente de Venezuela y califica a Maduro como un dictador. Maduro rompió relaciones diplomáticas con Bogotá luego de que Duque respaldó los esfuerzos de la oposición por llevar a Venezuela ayuda humanitaria donada por Estados Unidos.

Más de 1.400 efectivos de las Fuerzas Armadas de Venezuela se apegaron a la constitución y huyeron a Colombia desde que las tropas de Maduro impidieron en febrero el ingreso de la ayuda humanitaria.

REFLEJO DEL DESCONTENTO

La oposición venezolana tiene un acuerdo para que Colombia proporcione a los desertores alimentación, alojamiento y capacitación laboral.

Los gastos de alojamiento y alimentación de los militares venezolanos que huyeron del chavismo son pagados por el Gobierno de Colombia y la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, según fuentes gubernamentales colombianas.

En una entrevista con Reuters en Caracas, Guaidó dijo que, si alguien decide tomar las armas, se debe a la negativa de Maduro a aceptar elecciones presidenciales libres y justas.

“Esto refleja el descontento que hay en las fuerzas armadas: soldados buscando alternativas y soluciones porque Maduro ha cerrado la opción electoral”, afirmó el líder de la oposición.

Guaidó no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la advertencia de funcionarios colombianos, en el sentido de que quienes tomen las armas serán detenidos.

Maduro insiste en que la votación presidencial del año pasado fue justa y considera a los soldados que escaparon de su dictadura como “traidores”.

El 30 de abril Guaidó intentó reunir a las Fuerzas Armadas de Venezuela en un movimiento cívico y militar contra Maduro, pero sólo unas pocas docenas de soldados y un funcionario del gobierno desertaron. El alto mando militar “reafirmó” su lealtad a Maduro.

A lo largo de los años, Maduro y el fallecido expresidente Hugo Chávez ganaron el apoyo de las Fuerzas Armadas promoviendo a cientos de oficiales al rango de general y poniéndolos en puestos en entidades del Estado, como la petrolera PDVSA.

El equipo de Rodríguez dice que ha contactado guarniciones en Venezuela y muchos están listos para luchar una vez que comienza la operación. Reuters no pudo verificar independientemente esta información.

Ya tenemos conversaciones con personas que están dentro de las guarniciones, que están esperando solamente que nosotros entremos para disponer de los destacamentos que queremos tomar. Queremos hacerlo de una manera totalmente precisa, con el menor derramamiento de sangre posible“, dijo Pedro Meneses, quien se identifica como líder político y logístico del grupo.

El sargento retirado Efrén Fernández, quien hace parte de un grupo de desertores venezolanos alojados en un hotel de Cúcuta, dijo a Reuters que él y sus hombres están listos para luchar por Guaidó.

Señor presidente Guaidó cuente con nuestro apoyo, aquí están sus soldados prestos para la batalla, para el combate. Estamos listos para prepararnos con las armas que nos den para liberar nuestra patria“, declaró Fernández quien dijo que solo espera la orden del jefe de la oposición venezolana.

Con información de Reuters

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!