loading...

Delitos informáticos mutaron con la migración

Usando nombres de familiares y personas cercanas que se encuentran fuera del país, delincuentes y bandas organizadas han encontrado una forma de captar nuevas víctimas para estafar, extorsionar y en algunos casos mayores, secuestrar.

Así lo reseña Enmanuel De Sousa / El Informador

Una persona se va de Venezuela y a los días u horas es contactada por un amigo cercano para confirmar si está vendiendo dólares; ésta lo niega y se comienza a destapar la verdad de una cantidad de mensajes enviados como ‘cadena’ a los contactos de sus redes sociales, la más común, Facebook.

Las denuncias se han multiplicado, muchos de los casos no han pasado a mayores y no han sido registrados, pero éste se presenta como uno de los ‘modus operandi’ más utilizados por antisociales, incluso desde las cárceles del país, donde antes una simple llamada bastaba para construir un plan de estafa o extorsión.
El nuevo accionar está en la mira del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y el Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES).

Los estafadores ‘hackean’ las cuentas de las redes Facebook o Instagram de la víctima y comienza a enviar las cadenas a todos los contactos o a colocar historias ofertando dólares, preguntando “quién está interesado” en comprarlos, personas con altos números de seguidores pueden ser las más vulnerables.

No los subestiman

Para explicar acciones que pueden resultar complejas como el robo de una cuenta en una red social, fuentes policiales aseguran que hay delincuentes especializados en delitos informáticos que antes eran tarjeteros o cometían actos parecidos y que hoy están en las capacidades de ello.

Desde mil hasta diez mil dólares son las grandes sumas de dinero que se involucran en los casos, las estafas se ha incrementado en los últimos días en el estado Lara por venta de divisas, las autoridades están en alerta recibiendo ‘miles’ de denuncias y así mismo, alertan a la sociedad a estar pendientes de no caer en el ‘juego’ de delincuentes.

Sobre esto advierte el comisario jefe de la subdelegación Barquisimeto del CICPC, Wilfredo Camejo, que a las oficinas llegan personas que han perdido hasta un mínimo de 10 dólares, “Se los ofrecen más barato para convencer, igual con los vehículos”, dice.

La oficina de Delincuencia Organizada es la encargada de manejar los casos, quienes advierten que los delincuentes suelen perderse del radar gracias al “traspaso” de cuentas a donde envían el dinero de cobro de la víctima, pero al momento de enfrentar denuncias las personas deben determinar de dónde proviene el dinero para no enfrentar cargos.

EL INFORMADOR conversó también al respecto con el comandante del Grupo Antiextorsión y Secuestro (GAES) de la región crepuscular, quien aseguró que otra modalidad de los delincuentes consiste en usar teléfonos internacionales en plataformas venezolanas en aplicaciones como Whatsapp, Instagram, Facebook, y aunque parezca complejo, se ha convertido en una realidad gracias a la tecnología.

Comentó también que éstos se hacen pasar por primos, hermanos o amigos para inspirar confianza a las víctimas. “La migración, hay gente que no pueden localizar o comprobar que es la persona que ellos conocen y creen que son ellos, cuando se dan cuenta de las estafas quedan en el limbo, robados y llegan aquí o a otros organismos a efectuar las denuncias”, alegó.

El experto en materia agregó, que muchos de estos delincuentes se aprovechan de usar nombres y cuentas de pensionados, presos o fallecidos para implementar las estafas que muchas veces se convierten en delitos también de extorsión, una situación donde podrían actuar con más rapidez y efectividad, “Los estafadores les envían a las víctimas captures chimbos de los dólares electrónicos antes negociados”, contó.

Recomendaciones

El CICPC y GAES aconsejan que las personas hagan sus compras de dólares en los bancos autorizados por el gobierno, en los privados y los públicos, que no compren nada por internet y que no se dejen engañar por ofertas fraudulentas de vehículos, “Han habido casos donde le dan muerte a las víctimas”, alertan.

Así mismo, ambos organismos recomiendan a los ciudadanos que se acerquen a las oficinas a efectuar las denuncias y sin tienen temor, pueden ser anónimas.

Presunto origen

Los casos son casi cotidianos y presuntamente, aunque los cuerpos policiales no lo admiten, el origen de “la estafa online” en Venezuela parece provenir de las cárceles con planes ejecutados por bandas organizadas.

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!