loading…


Daniel Merchán: La exclusión escolar por la crisis genera una Venezuela sin estudios

Miles de niños y jóvenes han abandonado este año las aulas de escuelas, liceos y universidades en Venezuela por múltiples factores relacionados con la crisis económica, lo que ha activado las alarmas en un sector educativo con varios indicadores en rojo.

Nota de prensa

Según Daniel Merchán, experto en relaciones internacionales, Venezuela se encuentra lejos de las metas de Naciones Unidas en cuanto a fortalecimiento educativo, pues las proyecciones a nivel nacional destacan que podrían haber abandonado la escuela unos 560.000 alumnos este año”, explicó el analista que atribuye esta deserción a múltiples razones entre ellas el encarecimiento y la escasez de alimentos, así como del transporte público.

Merchán señala que la deserción se convierte en exclusión escolar por razones que inducen al estudiante a no poder seguir su preparación, por ejemplo, una de cada tres escuelas en algunos estados reportan que en sus entornos hay enfrentamientos entre bandas o balaceras, y explica que estos conflictos son “permanentes y desestabilizan la seguridad de la zonas”, por lo que algunos padres en ocasiones no envían a sus hijos a los planteles.

En todo el país, el año escolar comenzó con 251.180 alumnos de inicial, primaria y secundaria menos, de acuerdo con la cifra ofrecida por el ministro de Educación, Elías Jaua, que ubicó en 7.195.335 la cantidad de inscritos, y que contrasta con los 7.446.515 reportados en enero por su antecesor, Rodulfo Pérez. En 12 años, la cifra es de 999.180 niños que han abandonado la escuela primaria, es decir, casi un millón. Y esta situación también se refleja en la inscripción escolar que, durante los últimos cuatro años, se redujo en 708.349 niños.

Sin embargo, la Federación Venezolana de Maestros (FVM) ha dicho que desconoce el “paradero” de ese cuarto de millón de alumnos y ha manifestado su preocupación por este tema, al tiempo que ha denunciado el deterioro de más de 90 % de los planteles educativos y la “inacción” del gobierno de Nicolás Maduro en este sentido.

Merchán quien también es profesor universitario puntualizó que el panorama en las casas de estudios superiores es similar o al menos así se ve diariamente en la UCV, UC, ULA, etc donde se produce cerca de 400 documentos como notas certificadas a estudiantes -con estudios culminados o no- que aspiran abandonar las aulas para trabajar, posponer la escolaridad, o, en mayor medida, que planean emigrar y “probar suerte en otros países”. En el pasado se atendían 50 ó 100 solicitudes de este tipo al mes según lo han planteado las propias autoridades universitarias, y así están todas las universidades pues los jóvenes se sienten excluidos de su país y sin oportunidades reales para su desarrollo.

Además, la carrera académica ha perdido su atractivo en la misma medida en que los docentes han visto mermar su poder adquisitivo, lo que ha provocado decenas de renuncias de profesores, solicitudes de permisos no remunerados, los concursos para nuevas vacantes han quedado desérticos y hay una oleada de jubilaciones.
Todas las fuentes coinciden en que no es suficiente la exención del pago de una mensualidad pues, aseguran, la crisis actual, con una inflación sin frenos en lo que va de año, hace “casi imposible” y, en algunos casos “imposible” mantener a un niño o joven dentro de las aulas.

Finalmente recalcó, de 100 alumnos que ingresan a la primaria, solo 37 terminan el sexto grado y de estos el 90 % se inscribe en el primer año de media. De los 34 que inician séptimo año, apenas 17 % (es decir 6) lo culmina y solo 10 % egresa de bachillerato. Las cifras -aportadas por la Fundación Redes- son alarmantes, debido al “descalabro social” que representa el abandono de las aulas en Venezuela.

La deserción convertida en exclusión responde a la crisis económica, en especial a la escasez de alimentos, porque los niños y jóvenes no encuentran siquiera cómo saciar el hambre. El tema de la hiperinflación se come toda posibilidad digna de tener un plato de comida. Aunado al alto costo de útiles y uniformes, que este año sobrepasó el millón de bolívares; así como la constante denuncia sobre el deterioro de más del 90 % de los planteles educativos.

La inasistencia es otro fenómeno que agrupa el tema de la desincorporación de estudiantes en el sistema educativo. En el estado Táchira, el promedio de niños que no asisten a clases es de 43 %, en Zulia 40 %, Apure 52 % y Caracas 38 %. Según el estudio, la asistencia está vinculada a los días que sirven comida en el Sistema de Alimentación Escolar.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !