Crisis hospitalaria cobra la vida de tres niños en Maracaibo

Noticias
Comparte esta noticia en:

Samanta Briceño, paciente oncológica, falleció en la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas FHPE, luego de estar recluida por una recaída.

Briceño estaba a la espera de un trasplante de médula ósea, el cual estaba gestionando por sus propios medios, ya que no contaba con el apoyo de ninguna organización gubernamental. Así publica PANORAMA.

Estuvo internada en la FHPE desde que le hicieron el último aspirado de médula ósea, el cual reveló que después de haber recibido quimios y terapias por un año y medio, la enfermedad seguía ahí.

Eucaris Arenas, madre de una de las pacientes muertas, manifestó ayer que las condiciones precarias que se viven en el hospital agravan la situación de los pacientes.

“No solo la escasez de medicamentos y su elevado costo son la principal causa de muerte de los pacientes con cáncer, en el FHPE las enfermeras no tienen ni agua para lavarse las manos, lo que podría contagiar a los niños entre sí, por lo vulnerables y bajas que tienen sus defensas”.

Negligencia gubernamental 

Arenas denunció que no recibió ayuda para canalizar el traslado de su hija a Bogotá, donde recibiría su trasplante.

“Solicité al hospital que me entregaran un informe para trasladar a mi hija a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Coromoto y no recibí respuesta.

Texto PANORAMA.

Deja tu Comentario

Comentarios