loading...

Consumo de carne por habitante desciende 34% en lo que va de año

El déficit nutricional es uno de los factores más preocupantes de la crisis venezolana, porque sus secuelas son estructurales en el desarrollo físico e intelectual de la población, por lo que el Instituto Venezolano de la Carne y la Leche llama la atención sobre la crítica caída del consumo de estos alimentos.

Según la estadística más reciente el consumo de carne en Venezuela señala una contracción desde 4,1 kilogramos por habitante anuales al cierre de 2018 hasta un mínimo histórico de 2,7 kilogramos por habitantes, que es, de lejos, el menor indicador de demanda en América Latina. La contracción es de 34,1%.

En cuanto a la leche, el consumo en todas sus formas, alcanza a apenas 47 litros por persona al año, que está por debajo de los niveles mínimos establecidos por la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). La reducción del consumo en lo que va de año está en alrededor de 20%.

El presidente del Invelecar, Carlos Albornoz, advirtió en una entrevista que la proteína más consumida en Venezuela es el queso blanco duro que llega a 46% de los hogares.

En un mercado mucho más pequeño, como Uruguay, el consumo de carne promedia 55 kilos por habitante al año y el de leche, en cualquiera de sus formas, asciende a 230 litros.

Históricamente, el consumo de leche ha registrado una larga tendencia declinante, según la data consolidada del INE y Cavilac. En los últimos 20 años, de hecho, el promedio del consumo per cápita se ha ubicado en 40 litros por año, con pequeños picos en 2012 y 2013, y ya una caída sostenida en los últimos tres años, solo compensada en parte por algunos productos como el queso blanco.

En las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado se registraron las más elevadas tasas de consumo per cápita cuando llegaron a duplicar 85 litros, un 45% por encima de la demanda actual.

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!