Constantes invasiones quitan el sueño a los habitantes de Altagracia

Una madrugada de terror fue lo que vivieron los habitantes de las esquinas Santa Bárbara, Maturín, Canónigos y Abanico en la parroquia Altagracia de Caracas. La amenaza constante de invasión enciende las alarmas en los dueños de viviendas y comercios, a pesar de que la zona afectada se encuentra a dos cuadras del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Aproximadamente a las 8:30 pm del sábado, bandas armadas amenazaron a los vecinos con tomar las instalaciones de una pensión ubicada en la esquina Santa Bárbara. Al conocerse la situación los vecinos organizados permanecieron en vigilia para resguardar la propiedad en la que viven numerosas familias. Como medida de apoyo, solicitaron la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), pero las dos motos de militares que llegaron solo permanecieron dos horas en el lugar, así lo indicó una fuente de El Nacional Web que vive en la zona.

El miedo constante se apodera de los habitantes debido a que desde 2013 iniciaron las invasiones a distintas propiedades que se encuentran en un espacio de cuatro cuadras o “una manzana”, indicó la fuente  que prefirió mantenerse en el anonimato.

Dos hoteles fueron invadidos por sujetos armados en menos de dos meses. En abril de este año invadieron el conocido hotel Canaima ubicado entre las esquinas Maturín y Abanico. El habitante de la zona comentó que en la madrugada  desalojaron a la fuerza a todos los huéspedes, cerraron el lugar con cadenas y no le permitieron la entrada al dueño.

Con el mismo modus operandi fue invadido el Hotel Simón, en la esquina Santa Bárbara, la madrugada del 19 de mayo. Ante esta situación los vecinos colocaron las denuncias correspondientes; sin embargo, no recibieron respuestas. “Nadie hizo nada, las denuncias fueron puestas a la orden de las autoridades y esta es la fecha en que se esperan acciones”, puntualizó un vecino consternado por la situación.

Una propiedad llamada “El Terreno” fue invadida hace unos años por personas que ahora cohabitan en  ranchos improvisados. Vecinos denuncian que este edificio se ha convertido en un refugio de delincuentes,  lo que quedó demostrado en 2013 cuando un enfrentamiento  entre bandas dejó un saldo de seis muertos.

Lo mismo ocurrió en el edificio Permar, de la esquina Maturín, que “por años” ha permanecido invadido. “Es un mini barrio en pleno centro de Caracas” dice una vecina quien resalta las precarias condiciones en las que viven la personas. Aseguró que ese lugar se convirtió en un nido de vicios y mendicidad, que afecta sobre todo a los niños.  “Los más pequeños caminan por las calles desde temprano hasta altas horas de la noche pidiendo dinero a transeúntes y algunos ya están en malos pasos.”

Los locales comerciales que se encuentran en la zona no se escapan de esta amenaza, puesto que en numerosas ocasiones han forzado la entrada para robar la mercancía. La fuente consultada señala que aproximadamente cinco negocios se mantienen cerrados debido a que desde diciembre los dueños no han podido comprar mercancía por la crisis económica que afecta al país.

El desespero de los habitantes de la zona aumenta al saber que los invasores están trepando por las paredes de los edificios para ingresar a los apartamentos que estén desocupados.

La comunidad pide a las autoridades que abra una investigación sobre esta situación y que respondan a las denuncias solicitadas. “Ellos (organismos de seguridad) no hacen nada. ¿Cómo es posible que los delincuentes manden por encima de ellos? Nos dicen que son colectivos, pero es mentira porque los colectivos de esta zona no están oficializados”.

Los vecinos sienten miedo cada vez que dejan sus viviendas solas puesto que corren el riesgo real de que sean invadidas. La fuente indicó que esta situación ocurre desde hace varios años  cuando el gobierno de Hugo Chávez alentó las expropiaciones e invasiones de terrenos baldíos. También señaló que el auge de las invasiones se debe al reciente rumor del plan “Ubica tu Casa”. Dicho plan ordena la toma de una propiedad que no esté habitada por sus dueños. Este plan fue desmentido por funcionarios del gobierno; sin embargo, el rumor generó la invasión de varias viviendas y encendió las alarmas en varios estados del país.

Los habitantes piden una respuesta de las autoridades competentes y que se realicen las acciones necesarias para poner fin a esta situación.

Con información de: El Nacional

TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo