loading…


Conozca las consecuencias que enfrentan integrantes de las Fuerzas Armadas al emigrar

La situación para aquellos hombres y mujeres que han abrazado la carrera de las armas en Venezuela es para nada alentadora, cumplir órdenes de reprimir a un pueblo que pretende exigir sus derechos es una tarea nada fácil para quienes conservan el raciocinio y la conciencia de valores humanos mas allá del “ordene y entendido” que impone la vida castrense.

Muchos integrantes de las fuerzas armadas y de las distintas policías han desertado sobre todo en los últimos tres años y ello porque tanto en los cuerpos policiales como en el ámbito militar está prohibido pedir la baja, sin embargo, muchos se han aventurado a dejarlo todo y marcharse del país “con lo que llevan puesto” sabiendo que, de ser capturados y devueltos al país, nada bueno puede esperarles en un país donde no se respetan los derechos humanos y ya les han colocado la etiqueta de “desertor“.

A través de una publicación de el Nuevo Herald se pudo conocer que un oficial militar venezolano que desertó para solicitar asilo en Estados Unidos enfrenta la deportación la próxima semana, y regresaría a manos del mismo gobierno que Estados Unidos ha calificado de dictadura y que dice debe ser castigado.

Tijera llegó a Estados Unidos en septiembre de 2016 para solicitar asilo y le concedieron una audiencia luego de decir a  los agentes federales que la inteligencia militar venezolana lo consideró un traidor por hablar contra el gobierno de Maduro. Conforme a documentos judiciales el desertor venezolano fue amenazado con encarcelamiento luego que el Gobierno lo acusó de “militancia política”.

No me queda mucho tiempo”, declaró Tijera Moreno al reportero, hablando por teléfono desde el centro de detención de inmigración en Otero, Nuevo México. “En este momento tengo muchas emociones. Estoy muy nervioso. No sé qué más puedo hacer”.

Esta yuxtaposición revela los peligros que enfrenta el gobierno del presidente Donald Trump para equilibrar las políticas de inmigración de línea dura del presidente con la promesa de defender a cientos de miles de venezolanos que huyen del gobierno de Nicolás Maduro, que ha llevado el país al caos económico y humanitario.

El primer teniente Helegner Tijera Moreno, de 39 años y padre de un adolescente, enfrentará el martes su última audiencia de detención y pudiera ser deportado tras pasar casi dos años en un centro de detención de Nuevo México.

Lo que le espera, de concretarse la deportación será una “vuelta a la patria” que en nada se parecerá al poema de Pérez Bonalde y le tocará enfrentar una realidad tan cruenta y grotesca como la viven actualmente los militares que están en condición de presidio y tortura y los civiles que han caído en las garras de un gobierno que no se mide al momento de ordenar aplicar tratos crueles y torturas.

Con información de: Venezuela Al Día

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !