loading…


Entre cinco y seis niños venezolanos mueren semanalmente por desnutrición

La grave situación que se vive en el país, de acuerdo con la organización social de la Iglesia católica, Cáritas,  ha trepado de la crisis de alimentos a la emergencia humanitaria.

En efecto, una de las representantes, Susana Rafalli lanzó un vaticinio lapidario: Venezuela  está en el umbral de una hambruna y sometida a las epidemias que habían desaparecido hace 60 años.

Archivo/ Referencial

Un trabajo de investigación de La Patilla destaca que la asimilación deficiente de alimentos por el organismo ha empeorado en el país.

Acorde con los datos estadísticos emanados de Cáritas, la desnutrición que presentan niños menores de cinco años aumentó de 54% en abril a 68% en agosto pasado en Vargas, Miranda y Zulia, sumado a esto, se reportan entre cinco y seis niños muertos por desnutrición semanalmente.

Marianella Herrera Cuenca, quien se desempeña como Médico nutrólogo, médico cirujano de la UCV con un postgrado en Nutrición Clínica, Investigadora y profesora del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) de la Universidad Central de Venezuela, Directora Observatorio Venezolano de la Salud, y Presidenta de American Overseas en entrevista exclusiva para La Patilla, nos habló sobre la severa desnutrición que se vive en Venezuela.

La desnutrición infantil en particular es la que se refiere al déficit en el estado nutricional de un niño, la nutróloga señaló que la desnutrición puede ser aguda o crónica, sin embrago se puede tener una combinación de ambas.

Archivo Referencial

Según comentó Herrera, hay casos de desnutrición en los que un niño de 10 años parece que tuviese 6, cuando el déficit de aporte calórico y de nutrientes persiste se pasa a la afectación de otro sistema y es donde se afecta el desarrollo del cerebro lo que da como consecuencia trastornos en el desarrollo cognitivo de un infante, cómo aprende y cómo desarrolla su inteligencia.

El Hambre

El término hambre o desnutrición crónica, lo describe la nutróloga como la sensación física molesta que tiene una persona cuando han transcurrido muchas horas sin comer y se cura cuando ingieres alimentos.

Sin embargo, cuando la ingesta de alimentos no sucede y la sensación de hambre se mantiene en el tiempo hay consecuencias como descompensación aguda entre los que se pueden observar casos del niño que se desmaya o el niño que es muy pequeñito y que está considerablemente por debajo de su peso relacionado a la edad.

Lea el trabajo completo aquí

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !