China y Brasil encabezan desarrollo global del entorno empresarial

Noticias
Comparte esta noticia en:

China y Brasil se encuentran entre los países que más han mejorado el entorno empresarial en el último año, según la clasificación anual del informe “Doing Business 2019” (“Haciendo negocios 2019”) del Banco Mundial (BM), divulgado hoy y en el que evalúa reformas para favorecer el clima de las compañías.

EFE

El análisis de competitividad del BM, uno de los más influyentes del organismo internacional, destaca que China ha aprobado 13 medidas en los últimos doce meses para facilitar la puesta en marcha de empresas.

Tanto es así que la economía china, que ocupaba la posición número 74 en el anterior ránking, avanza al puesto 46 en la tabla de esta edición.

En el último año, China lanzó un sistema en la red para registrar a las nuevas empresas y mejoró el acceso a la inscripción a la seguridad social.

Por su parte, el Banco Mundial subraya que Brasil simplificó las exigencias para la creación de empresas al introducir sistemas en línea para la inscripción de compañías, la obtención de licencias y las notificaciones de empleo.

Gracias a estas reformas, el tiempo empleado para iniciar una empresa en el país carioca se redujo de 82 a 20 días; un salto que ha situado a Brasil como el país que más mejoró en Latinoamérica entre el 2 de junio de 2017 y el 1 de mayo de 2018.

Además de estas medidas, Brasil favoreció el acceso al crédito y el comercio transfronterizo, dos puntos que ayudaron a mejorar el clima empresarial de esa nación y que le situaron en la posición 109 a nivel mundial, catorce por encima de la clasificación del año pasado.

Como en anteriores ocasiones, el reporte sigue estando liderado por Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong y Corea del Sur, como las economías con mejor clima empresarial.

A pesar de que los cinco primeros clasificados no cambiaron respecto a la clasificación anterior, Estados Unidos cayó dos posiciones hasta la octava, y fue superado por Georgia y Noruega.

Reino Unido y Macedonia completaron los diez primeros puestos de la tabla del BM, una zona de la que salió Suecia respecto al último índice.

Los datos del informe se basan en las regulaciones aplicables a las pequeñas y medianas empresas locales en once áreas de su ciclo de vida, entre las que se encuentran la apertura de un negocio, la obtención de electricidad, el registro de propiedades, el logro de crédito y la protección de inversores.

En los últimos años, además, se han añadido indicadores de género, que muestran que en 36 de los países existen determinadas restricciones para las mujeres empresarias, entre ellas limitaciones para poseer o transferir propiedades.

El informe “Doing Business 2018” (“Haciendo negocios 2018”), uno de los más influyente del organismo internacional, detectó 314 reformas en todo el mundo para favorecer el ambiente de negocios, la mayoría para reducir los costes y complejidad de crear una empresa, un número récord desde el inicio de este análisis.

En este sentido, los expertos del Banco Mundial determinaron que Afganistán, Yibuti, China, Azerbaiyán e India, entre otros, fueron los países con una mejora más notable en su ambiente empresarial entre el 2 de junio de 2017 y el 1 de mayo de 2018.

Por regiones, África subsahariana se volvió a situar como la que más medidas tomó para regenerar el entorno de sus compañías, de acuerdo a este conocido informe, que analiza 190 países y cumple este año su decimosexto aniversario.

La edición de este año llega después de la polémica que suscitaron las declaraciones del anterior economista jefe del BM, Paul Romer, que afirmó que el ránking de competitividad del organismo de Chile estaba manipulado políticamente, algo de lo que luego se retractó.

En un artículo publicado en The Wall Street Journal, el economista jefe del BM pidió disculpas a Chile por la manipulación de los datos del país en la clasificación, con caídas en el Gobierno de Michelle Bachelet y alzas durante la anterior Administración de Sebastián Piñera, y cuestionó la metodología empleada.

Las palabras de Romer provocaron protestas por parte del Gobierno de Chile, que exigió una explicación acerca de su posición en el informe “Doing Business”.

Romer dejó poco después el cargo en el BM y volvió a su plaza de profesor en la Universidad de Nueva York.

Deja tu Comentario

Comentarios