Carlos Vecchio, el líder unificador que representa al gobierno de Guaidó en EEUU

Noticias Portada
Comparte esta noticia en:

WASHINGTON.-Durante los últimos cuatro años, Carlos Vecchio visitó asiduamente los restaurantes venezolanos de Doral junto a los legisladores y los líderes comunitarios para denunciar la consolidación del poder de Nicolás Maduro.

Ahora, el político de 49 años que eligió vivir en lo que algunos llaman “Doralzuela” después de haberse exiliado en el 2014, asume un papel mucho más importante: jefe de la diplomacia en Estados Unidos del gobierno de transición de Juan Guaidó.

Vecchio ha pasado las últimas dos semanas en Washington hablando con el vicepresidente Mike Pence, los líderes del Congreso de ambos partidos y una gran cantidad de responsables en la formulación de políticas, mientras busca obtener ayuda humanitaria para Venezuela y sacar a Maduro del poder.

“Este es el momento. Tenemos una ventana abierta “, dijo Vecchio durante una reciente conferencia de prensa con líderes de política exterior en el Capitolio, luego de que Estados Unidos reconociera a Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional del país, como el presidente legítimo de Venezuela. “Venezuela está lista para un cambio, pero no podemos hacerlo solos”.

Pero Vecchio no tiene los mismos recursos a su disposición en comparación con otros diplomáticos extranjeros en Washington. La embajada de Venezuela en Georgetown está cerrada con llave y la mayoría de los empleados que fueron leales a Maduro han abandonado el país. La producción de petróleo y el ejército del país aún están controlados por Maduro, aunque las recientes sanciones de Estados Unidos podrían reforzar al gobierno que hace poco reconoció al colocar dinero en cuentas a las que no puede acceder Maduro.

Vecchio posee el título diplomático oficial de chargé d’afaires, un escalón por debajo del de embajador, y se dedica principalmente a reunirse con funcionarios y comunicarse con líderes de la oposición. No tiene acceso a una embajada y no está a cargo de una delegación diplomática completa o de la logística, como dirigir consulados y emitir visas, aunque viaja con un grupo de asesores.

“Lleva allí menos de una semana, pero el único valor de tenerlo aquí es que nos brinda un enlace directo con el presidente interino y con la Asamblea Nacional, e informar detalladamente qué es lo que estamos haciendo “, dijo el senador Marco Rubio, quien trabaja en estrecha colaboración con la Casa Blanca sobre la política hacia Venezuela. “Es valioso tenerlo aquí”.

Vecchio estuvo en la audiencia como invitado de Rubio al discurso del Estado de la Unión de Donald Trump el martes. El presidente dijo: “Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad”, pero no habló sobre cómo ayudaría al gobierno de Guaidó.

Los legisladores y activistas que han trabajado con Guaidó dicen que es un líder eficaz. Puede comunicarse en inglés y conoce los entresijos de la política estadounidense. De acuerdo con Guillermo Zubillaga, jefe del grupo de trabajo venezolano en el Consejo de las Américas, cuando estaba en Venezuela propició el consenso entre la oposición, a menudo fracturada.

“Siempre ha sido un agente de unidad en la oposición”, dijo Zubillaga. “Estoy seguro de que Carlos está perfectamente preparado para ser diplomático”.

Zubillaga dijo que Vecchio ayudó a establecer elecciones primarias entre los miembros de la oposición venezolana, permitiendo a los miembros registrados del partido seleccionar a su candidato en la boleta para la elección general, en lugar de que los líderes del partido tomaran esa decisión.

“En vez de tomar enfoques radicales y decir ‘voy a hacerlo a mi manera’, siempre ha habido una disposición a hablar con las diferentes partes”, dijo Zubillaga. “Puedes preguntar a cualquiera de los partidos de la oposición y te dirán que no tienen nada en contra de Carlos”.


Lilian Tintori, esposa el opositor venezolano Leopoldo López, junto a Freddy Guevara (izq.) y Carlos Vecchio, en una conferencia de prensa en Aloft, en Doral, el 15 de agosto del 2016.
MATIAS J. OCNER [email protected]

En lugar de mudarse a Washington o Nueva York cuando salió de Venezuela, Vecchio decidió vivir y trabajar en Doral, la ciudad con el porcentaje más alto de venezolanos en todo el país. Desde allí, comenzó a cultivar relaciones con funcionarios electos como Rubio, luego el gobernador Rick Scott y el congresista Mario Díaz-Balart.

“Conozco a Carlos Vecchio desde hace mucho tiempo”, dijo Scott, quien ahora es senador de EEUU. “Lo conocí tratando de ayudar a la oposición y de luchar contra Maduro en Miami, principalmente. He organizado mítines con él”.

Y Vecchio se beneficia del estatus de Florida como un estado crucial en las próximas elecciones presidenciales del 2020 y un electorado preocupado por la política exterior. Los cubanoamericanos que han votado por los republicanos durante décadas son una parte importante de la coalición de Trump en Florida, que podría darle un segundo mandato. Incluso cuando los cubanos más jóvenes votan por los demócratas con mayor frecuencia, la mayoría de ellos se opone al socialismo y la estrecha relación de Maduro con La Habana.

“Él vive en Doral, es alguien que ha estado allí, que conoce la comunidad”, dijo Rubio. “El otro día, cuando el vicepresidente estaba allí, él no era un extraño para la gente de esa comunidad. Todos ya lo conocemos”.

El mensaje de Vecchio ahora no es muy diferente del constante clamor contra Maduro durante sus cuatro años en el sur de la Florida, pero los riesgos son mucho mayores desde que Estados Unidos, el Grupo de Lima y una gran cantidad de naciones europeas reconocieron al gobierno de Guaidó recientemente. La constitución que el gobierno de Guaidó y sus partidarios citan como justificación de su presidencia interina requiere que los comicios se celebren dentro de 30 días, y Maduro no ha mostrado ninguna señal de que permitirá que las elecciones se realicen ya que impidió que la ayuda humanitaria ingresara al país el miércoles.

“El trabajo ahora es hacer que Maduro ceda el control de las últimas instituciones que él domina, las fuerzas de seguridad y demás, y luego creo que [Vecchio] será fundamental en el período previo a las elecciones, a las que el presidente Guaidó dice que no tiene interés en presentarse”, dijo Rubio. “Creo que su papel hasta ese momento es actuar como enlace, que es lo que hacen los embajadores entre los políticos en Estados Unidos y el legítimo gobierno en Venezuela”.


El opositor Carlos Vecchio habla en un foro patrocinado por el Nuevo Herald y la Asociaion de Periodistas Venezolanos en el extranjero (APEVEX ) en la ciudad del Doral el viernes 11 de Julio del 2014.
Roberto Koltun El Nuevo Herald

Zubillaga señaló la postura de los demócratas electos en Florida como evidencia del trabajo de Vecchio. Mientras que los demócratas en otras partes del país apoyaron al ex presidente Hugo Chávez o acusaron a Estados Unidos de orquestar un golpe de Estado para derrocar a Maduro, los demócratas y republicanos del sur de la Florida coinciden en el tema. La representante demócrata Debbie Wasserman Schultz, que tiene miles de electores venezolanos, se puso de pie y aplaudió durante el Estado de la Unión cuando Trump dijo que “Estados Unidos nunca será un país socialista”, mientras otros demócratas permanecían sentados.

“Su historial en Venezuela hace que sea alguien bien preparado”, dijo Zubillaga. “Hemos visto lo útil que ha sido con el apoyo bipartidista que tenemos en el estado. Posee algo que pocas personas en Washington tienen: apoyo bipartidista para su causa, apoyo regional y apoyo global”.

Traer a Estados Unidos a alguien con la experiencia de Vecchio fue una prioridad para la oposición cuando Maduro comenzó a arrestar a líderes de la oposición en el 2014. Si bien Leopoldo López era la cara más conocida de la oposición que se quedaba en el país, otros fueron enviados a todo el mundo, para que no todos los líderes más efectivos fueran silenciados.

“Tenía que irse y no fue por elección”, dijo Díaz-Balart. “No creo que pueda haber un mejor representante del pueblo de Venezuela en Estados Unidos que él”.

Zubillaga dijo que la educación de Vecchio, que nació en un pequeño pueblo en el noreste montañoso de Venezuela y tiene títulos de Georgetown y Harvard, lo hace muy adecuado para la diplomacia.

“Combina ese tipo de cosas que son realmente difíciles en un político, una comprensión del interior [de Venezuela] y el hombre común, pero tiene la educación y conoce la importancia de la comunicación”, dijo Zubillaga, señalando que trabajó como embajador no oficial en EEUU después de que Maduro se declarara ganador en las elecciones del año pasado, que no se consideraron libres y justas.

Jim Risch, senador republicano de Idaho y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, no conoció a Vecchio hasta hace poco, pero quedó impresionado después de reunirse con él.

“Conoce muy bien cómo llevar el mensaje, es agradable. Tiene una relación sobresaliente con el senador Rubio y eso siempre facilita las cosas”, dijo Risch. “Él es un producto de la agitación que han tenido allí [Venezuela], habla de ello con pasión, puede hacerlo en primera persona, y todo eso lo hace con persuasión”.

Quienes lo conocen bien dicen que Vecchio está bien preparado para el trabajo necesario detrás de la escena para triunfar como diplomático, ya que Guaidó y López siguen siendo los líderes de la oposición en Venezuela.

“Él es como el director de operaciones y Leopoldo [López] era el CEO”, dijo Zubillaga. “Él es el tipo que hace las cosas”.

 

Deja tu Comentario

Comentarios