loading…


Cantos de Los Llanos colombo-venezolano reconocidos patrimonio inmaterial de la humanidad

Caracas.- Los cantos de trabajo de Los Llanos de Colombia y Venezuela han sido reconocidos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, anunció este miércoles el Comité intergubernamental en la isla surcoreana de Jeju.

De esta manera, Venezuela celebra su sexta declaratoria ante la Organización de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

Esta manifestación tradicional compartida entre Colombia y Venezuela comenzó en nuestro país  hace 400 años y muestra cómo, a través del canto, el hombre de llano se comunica con las reses y vuelve más sencillas las tareas como el ordeño y el arreo, según indica el  Centro de la Diversidad Cultural.

Este reconocimiento se une a la lista de los que ha recibido Venezuela en los últimos años. La primera de ellas fue los Diablos Danzantes de Corpus Christi (2012), seguida de La Parranda de San Pedro (2013), la Tradición Oral de la comunidad indígena Mapoyo (2014), el Tejido de la Curagua (2015), y Los Carnavales de El Callao (2016).

Cooperación y resguardo

La Unesco busca movilizar la cooperación y asistencia internacional para que las diferentes sociedades mantengan su patrimonio cultural. Este año se han incorporado seis nuevos elementos a la lista procedentes de Botswana, Colombia y Venezuela, Mongolia, Marruecos, Turquía y Emiratos Árabes Unidos, reseña una nota de EFE.

“Sobre la viabilidad de esta práctica cultural se ciernen numerosas amenazas, debido a la honda transformación socioeconómica y demográfica de la sociedad llanera”, indica un comunicado de la Unesco.

Entre los esfuerzos que el organismo propone para salvaguardar esta actividad, se encuentra el celebrar encuentros entre llaneros y jóvenes, formar a los maestros en la escuela y organizar diferentes certámenes de canto.

Las notas de Simón Díaz

Bettsimar Díaz, hija del músico del folclore venezolano Simón Díaz (1928-2014), explicó que los cantos “tienen notas largas y versos espaciados” tanto en el arreo como en el ordeño; sin embargo, destacó las diferencias.

En el ordeño, los versos tienen un “tono apegado a lo emocional” que le sirven al ordeñador “para desahogar sus penas” y conseguir “el apoyo de la vaca”.

En el arreo, en cambio, “el canto se llena de llamadas de atención a los animales para que no se pierdan y puedan seguir en grupo”, indicó Díaz en una nota de Globovisión

También explicó que los cantos se la trasmiten de generación en generación y cambian en función de la época, el clima y la zona geográfica; además de recibir la influencia de los paisajes y los misterios del llano.

Simón Díaz fue uno de los músicos que más dedicó sus notas a estos cantos, quien además mostró su preocupación por mantener viva la tradición.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !