Canadá atrae a emigrantes altamente calificados para impulsar su desarrollo

Noticias
Comparte esta noticia en:

El talento extranjero ayuda a impulsar el auge económico de la nación norteamericana.

Por Natalie Wong, Argitis Teofilos, Natalie Obiko y Erik Hertzberg en Bloomberg | Traducción libre el inglés por lapatilla.com

Ayesha Chokhani, quien creció en Calcuta, no ama el frío. Sin embargo, cuando fue a estudiar para obtener su maestría, la estudiante de 29 años eligió la Universidad de Toronto, donde las temperaturas invernales pueden caer muy por debajo del punto de congelación.

Chokhani fue admitida en escuelas élite. Ella rechazó a Cornell y Duke en los Estados Unidos. Sus razones fueron claras: la retórica antiinmigrante de la administración Trump la puso nerviosa. Y Canadá tuvo una ventaja adicional: puede quedarse hasta tres años después de graduarse y no necesita una oferta de trabajo para solicitar un permiso de trabajo. “Quería asegurarme de que donde sea que vaya a estudiar, tenga la oportunidad de quedarme y trabajar un poco”, dice.

En agosto, había cerca de 570.000 estudiantes internacionales en Canadá, un 60 por ciento más que hace tres años. Ese aumento está ayudando a impulsar el mayor aumento de la inmigración internacional en más de un siglo. El país acogió a 425.000 personas en los 12 meses hasta septiembre, lo que impulsó el crecimiento de la población a un máximo de tres décadas del 1,4 por ciento, el ritmo más rápido en el grupo de naciones industrializadas del Grupo de los Siete.

El sistema de inmigración de Canadá ha apuntado durante mucho tiempo a los altamente calificados. Más del 65 por ciento de los adultos nacidos en el extranjero tenían un título de postgrado en 2017, la proporción más alta rastreada entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. “Somos los mayores cazadores de talentos en la OCDE”, dice Stéfane Marion, economista jefe del Banco Nacional de Canadá. Como resultado, dice, el país está mejor preparado para enfrentar la globalización y el cambio tecnológico: “es una ventaja masiva, enorme”

Amazon.com Inc. ha creado 10.000 empleos en Canadá en los últimos años y tiene planes de agregar otros 6.000. “Estamos continuamente impresionados por la calidad del talento, y eso incluye a las personas que han venido de todas partes del mundo para construir una nueva vida”, dice Tamir Bar-Haim, jefe de publicidad de Amazon en Canadá, que emigró de Israel.

Hassan Bhatti encarna la estrategia del primer ministro Justin Trudeau de promover la inmigración para impulsar el crecimiento económico a medida que la población envejece. El nativo de Pakistán, de 26 años, cofundó una empresa de software llamada CryptoNumerics. Su creciente equipo de 10 personas trabaja con otras compañías jóvenes en oficinas compartidas en el corazón de la zona tecnológica en auge de Toronto.

Bhatti tiene una licenciatura en física y economía de la Universidad de British Columbia. Había planeado postularse a las escuelas de negocios de Stanford o Harvard, pero su visa fue rechazada en la época en que el gobierno de Trump prohibió la inmigración de siete países mayormente musulmanes. (Las solicitudes internacionales para las escuelas de negocios de EE. UU. cayeron alrededor de un 11 por ciento en 2018, según el Consejo de Admisión de Administración de Graduados en Reston, Virginia).

Bhatti decidió quedarse en Canadá hasta que le llegara su pasaporte, y ahora está reconsiderando su mudanza a Estados Unidos. “Antes era que como los Estados Unidos es la economía más grande, quieres ir allí.”, dijo. “Ahora mi perspectiva cambió”.

A pesar de todos sus beneficios, el aumento de la inmigración se está convirtiendo en un tema político polémico. En los últimos dos años, la provincia de Quebec, por ejemplo, ha visto un gran aumento en las solicitudes de asilo de personas arrestadas mientras cruzan ilegalmente la frontera desde los Estados Unidos. Ahora se está ajustando para reducir su participación de inmigrantes legales en un 20 por ciento en 2019, para un tope de alrededor de 40.000. Un nuevo partido federal, el Partido Popular de Canadá, también está presionando para reducir la inmigración.

La Universidad de British Columbia en Vancouver elevará su objetivo para los estudiantes extranjeros al 30 por ciento para 2022, desde un límite del 15 por ciento en 2014, un plan que algunos han criticado. “Como instituciones públicas, tienen la responsabilidad de atender a la población canadiense local”, dice Peter Wylie, profesor asociado de economía de la UBC.

Los líderes universitarios responden que, dado que los estudiantes internacionales pagan una matrícula más alta, ayudan a las instituciones a cumplir su misión pública. Los estudiantes extranjeros de ingeniería, por ejemplo, pagan $ 32.700 al año, mientras que los canadienses pagan sólo $ 4.500.

Estos estudiantes serán más beneficiosos para Canadá si se quedan en el país y utilizan su experiencia para iniciar empresas. En 2017, solo 9.410 ex alumnos internacionales hicieron la transición directamente a la residencia permanente. Ese número aumenta a 44.000 cuando se incluyen aquellos que han tomado otras rutas, como obtener un permiso de trabajo primero o irse a casa antes de presentar la solicitud, según muestran los datos de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá.

Chokhani no está segura de que se quede en Canadá. A ella le resulta difícil pagar las famosas altas rentas de Toronto, un subproducto de la economía en auge del país, mientras que también paga alrededor de $ 78.000 por su MBA en la Escuela de Administración Rotman de la Universidad de Toronto. “Todavía estoy abierta, por supuesto, a disfrutar más la ciudad”, dice ella. “Pero no sé si es la decisión más inteligente después de vivir aquí”.

Deja tu Comentario

Comentarios