loading…


Aumento de quema de basura en Maracaibo podría causar enfermedades mortales

Todos los días, a cualquier hora y sin ningún tipo de contemplación. De esta manera prenden fuego a  las montanas de desechos que se multiplican  en las zonas residenciales y comerciales de la capital zuliana. El impacto a la salud de esta medida nociva —que representa un ecocidio— puede conducir a la muerte.

“La quema de basura acelera u origina procesos de alergias respiratorias bastante graves. Afecta con más agresividad a los pacientes asmáticos, bronquíticos crónicos o que sufren de Enfermedad Broncopulmonar Obstructiva Crónica (Eboc). Es potencialmente mortal”, explicó Édgar García, pediatra intensivista del Hospital General del Sur (HGS).

En la incineración de residuos orgánicos (como restos de comida) e inorgánicos (plástico, aluminio), indica el especialista, “se liberan toxinas al aire que funcionan como agentes irritantes de la mucosa bronqueal”. 

Tan es así que “en un incendio se quema el equivalente  a 200 cajas de cigarrillo”, precisó García. Por esta razón, en las salas de emergencias de los centros de salud persisten los casos de pacientes que llegan afectados. “En el HGS recibimos, sobre todo, a niños asmáticos que llegan con crisis, producto de la exposición al humo”, reveló.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “más de una cuarta parte de las defunciones de niños menores de cinco años son consecuencia de la contaminación ambiental”. Puntualmente, 1,7 millones de muertes son atribuidas, entre otros factores, al aire impuro.

La preocupación de los habitantes de sectores como San Jacinto, La Victoria, Ciudadela Faría, Panamericano, El Paraíso e Indio Mara, donde la “neblina” de cenizas nocturna no falta, crece en la misma proporción que las llamas.

“Al nacer, mi bebé presentó asfixia perinatal y por eso estuvo en UCI. Gracias a Dios es normal, pero más vulnerable a desarrollar cuadros respiratorios. Por mi casa queman basura casi todos los días. Una vez fue tan insoportable el olor que le dio una crisis; comenzó a toser y se puso morado porque no podía respirar. Casi se me muere”, contó indignada, Emili Ordaz, residente del sector El Potente, en Los Haticos. 

Sus estudios como enfermera fueron el “salvavidas” para su pequeño de 8 meses. “Le di unas palmadas en la espalda y respiración boca a boca, hasta que volvió”, recordó la joven madre.

Echar decenas de baldes de agua al fuego que se eleva sobre la cañada Real Minero se hizo parte de la rutina de Ordaz. Cuando el incendio no cesa, no le queda más remedio que “mudarse” a casa de familiares.

Quienes llegan a resolver un problema de salud en el Ambulatorio San Jacinto se encuentran con otro: una montaña de basura encendida en las adyacencias. Dervis Romero, vecino, reclamó que en la zona no recogen los desperdicios desde hace meses: “La situación es grave para todos, principalmente para los pacientes que acuden al dispensario. Además, como el desastre lo hacen frente a la cancha del sector 5, los niños no pueden jugar. Nadie hace algo. Parece que se volvió normal”.

Por su parte, María Martínez, residente de Andrés Eloy Blanco, reportó que “de extremo a extremo, todos los días provocan incendios en la C-2”. 

Entre los síntomas que devienen de la inhalación de este aire contaminado están: la disnea (dificultad para respirar), tos en crisis, broncoespasmos (respiración silvante). Los agentes tóxicos también pueden ocasionar irritación de las conjuntivas oculares y de la mucosa nasal), advirtió el médico consultado por este diario.

Asimismo, la exposición a sustancias peligrosas en el embarazo aumenta el riesgo de prematuridad y puede incrementar la incidencia de cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer, de acuerdo con la OMS.

Con información de: Panorama

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !