Atención médica dolarizada en Venezuela: Me pidieron 3 mil dólares por un cateterismo

A Pablo Rodríguez, de 51 años, el tiempo se le escapaba. Un fuerte dolor en el pecho, fatiga y la respiración cada vez más deficiente se convirtieron en su ultimátum. Someterse a un cateterismo era su única opción. Debía ser pronto y con un pago extranjero. “Búscate 3 mil dólares”. Esa fue la petición de su cardiólogo. Así comenzó su carrera contrarreloj, publica Panorama.

Luego de un extenuante recorrido por centros de salud privados de la capital zuliana, en búsqueda de otras opiniones y de mejores “ofertas”, encontraron una clínica en la que, además, le permitían cancelar luego del procedimiento.

“Pagamos 1.200 dólares. Conseguimos a una persona que nos cambió la suma a bolívares y, finalmente, operaron a mi esposo. Todo salió bien, pero se me fue todo lo que ahorré trabajando en el exterior. No sé qué hubiésemos hecho de no tenerlos”, relató Wendy Millano, esposa del paciente.

Pero la misma oportunidad no la tuvo Juan Carlos Luzardo, un marabino de 52 años, que hace dos semanas falleció por carecer de dinero para practicarse la misma cirugía.

Una trabajadora de una institución privada, al norte de la ciudad, admitió el nuevo mecanismo de cobro. “Aunque en la mayoría de los casos los honorarios son en bolívares, la clínica pide dólares porque los precios de todo aumentan diariamente y les resulta insostenible recibir la moneda nacional”, aseguró.

A su vez, un especialista aclaró que no todos los galenos se apegan al nuevo sistema dolarizado. Informó que los procedimientos estéticos sí son valorados en dólares.

Las salas de espera de las clínicas están abarrotadas de las historias de quienes cuentan la odisea que vivieron para hacerle frente a los presupuestos que ya no son protagonizados por el bolívar.

“El seguro médico me cubría los 170 millones de bolívares para operar de apendicitis a mi niña de 5 años. Todo estaba listo y, de repente, el cirujano lo paralizó porque quería que le pagara 70 dólares. Dijo que no quiere trabajar con seguros. No tengo dinero y la vida de mi pequeña peligraba”, contó, indignado, Pedro Sánchez, desde un centro de salud al norte de Maracaibo.

Luego de reclamar y acudir al personal supervisor, el especialista accedió a ingresar a Esthefanía Sánchez, que ya no soportaba el dolor. El pago en dólares quedó sin efecto.

Sin embargo, Luis Prieto sí tuvo que conseguir los “verdes” para solventar la patología lumbar de su esposa. La clínica cobró Bs. 500 millones, que incluían gastos quirúrgicos, hospitalización y los honorarios del doctor. No obstante, la prótesis le costó $ 400.

Para revertir una fractura de húmero (brazo), la familia de Luisa Rivero, de 72 años, no tuvo otra opción más que vender su vehículo. Pagaron Bs. 300 millones al centro asistencial y $ 100 les costó el material quirúrgico. “No es posible que una placa saliera en ese precio. En el sistema público no hay nada y el seguro no cubre ni el 5% de la operación”, lamentó Emilia Suárez, hija de Rivero.

En otras clínicas de Maracaibo siguen cobrando en bolívares, pero los presupuestos más “económicos” no bajan de Bs. 50 millones, en procesos sencillos como la extracción de las amígdalas.

A inicios de mes, el gobernador del Zulia, Omar Prieto, informó en su cuenta de Twitter que, en el eje metropolitano (Maracaibo y San Francisco), a través del Plan Quirúrgico Nacional, practican histerectomías, colecistectomías, mastectomías y también atienden a usuarios con hernias umbilicales e inguinales, lipomas, lesiones cancerígenas de piel, entre otras patologías.

Desde los centros de salud públicos se alza otra voz. La doctora Dora Colmenares, directiva del Colegio de Médicos del Zulia, declaró a PANORAMA: “En los hospitales dan una lista (para operar). Los pacientes deben llevar hasta el agua y muchos no tienen. Entonces, ¿para dónde van? Se están muriendo”.

En definitiva, miles de enfermos que requieren una cirugía se encuentran en una encrucijada que, sea en bolívares o en dólares, resulta millonaria e inalcanzable en la mayoría de los casos.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo