loading...

Así estafaron los bolichicos Francisco Neri Bonilla y Jorge Neri Bonilla a empresarios españoles

En las actividades empresariales de los bolichicos venezolanos que operan en España se repite el mismo patrón

Los bolichicos (chicos bolivarianos) son un grupo integrado por ciertos jóvenes profesionales, que exhiben fortunas inmensas —se habla de decenas, cientos y hasta miles de millones de dólares— obtenidas gracias a las redes corruptas que generaron «negocios» con entes o empresas del Estado venezolano. Estas personas llevan una vida de jeques árabes con gustos realmente de super lujo gracias al dinero obtenido de la corrupción, por ejemplo, de la compañía petrolera nacional PDVSA y de la red organizada alrededor de la figura de su ex presidente, Rafael Ramírez.

El dinero de los bolichicos comenzó a llegar a España tras la muerte de Hugo Chávez, casualmente cuando Nicolás Maduro colocó en puestos claves a su propia «corte de corruptos». Entre los años 2013 y 2015 fueron aterrizando estos ciudadanos venezolanos y comenzaron a realizar importantes inversiones por medio de la compra de empresas de diferentes sectores o de operaciones inmobiliarias en los barrios más exclusivos de Madrid y Barcelona. Muchos de estos bolichicos están acusados por varios empresarios españoles, entre otras cosas, por estafa. El hecho de que estos procesos estén judicializados muestra que podría existir un patrón de actuación.

Uno de los principales bolichicos es Jorge Neri Bonilla, dado que este venezolano es uno de los socios de Rafael Ramírez y, según algunas fuentes consultadas por Diario16, podría ser el responsable de los intereses del ex presidente de PDVSA en España.

Neri compró una participación mayoritaria de una empresa española de los medios de comunicación. Sin embargo, a lo largo de los años realizó una serie de movimientos que no tenían otra función que la de ocultar información a sus socios, algo que está prohibido por la ley.

Para poder ocultar toda la información que los socios debían recibir, entre la que se encuentra el estado de las cuentas de la compañía, o evitar la celebración de consejos de administración o junta de accionistas, Jorge Neri creó una sociedad en el paraíso fiscal de Luxemburgo que se hizo con la propiedad y, por tanto, le daba libertad para realizar todos sus movimientos sin tener que tener en cuenta a sus socios que, al fin y al cabo, aún cuentan con una importante participación en la empresa. Todo esto, evidentemente, vino propiciado por una serie de maniobras en la que realizó pactos y firmó documentos con esos accionistas que luego no cumplió porque su objetivo definitivo era llevarse la empresa a Luxemburgo para no tener que dar explicaciones. Por tanto, engañando y estafando.

Según la información de la que dispone Diario16, la empresa creada en Luxemburgo podría servir como elemento para manejar todo el dinero procedente de Hong Kong, que es el resultado de la corrupción en Venezuela, que pasa por Luxemburgo y es transferido a España para cubrir las pérdidas que está generando la empresa sin tener que dar ningún tipo de explicación a sus accionistas. Una parte de ese dinero se queda en España y otra marcha nuevamente a Venezuela.

Deja tu Comentario

Comentarios

error: Maduro Coño E Tu Madre!!!