Alejandro Ceballos: El gran Capo de Anzoategui y su maquinaria de lavado de dinero

Alejando Ceballos
Alejando Ceballos

Alejandro Ceballos, El jefe del Clan familiar Ceballos.

Alejandro Ceballos, Nacido el 28 de Febrero de 1958 un “prominente empresario ” venezolano con inversiones en el área de la construcción y es presidente del Grupo 7C, unas de las grandes empresas del ramo y cuya bandera es Alfamaq, en la cual se unificaron 11 iniciativas empresariales para acometer obras de envergadura en el país.

Estudio primaria en el Colegio La Salle de La Colina, en Caracas, el bachillerato lo completó entre el liceo San Luis de El Cafetal y lo concluye en el Instituto Nueva Esparta. Realizó estudios de Economía entre la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad de Carabobo.

Cursó estudios de Economía (entre la UCAB y La UC) y desde hace 37 años comenzó su trayectoria como empresario y actualmente preside la corporación Alfamaq, en la cual se fusionaron un conjunto de empresas con actividades relacionadas a la construcción y que forma parte del Grupo 7C.

Tiene siete hijos: Luz Marina (abogada), Alejandro Andrés (administrador), Francisco (sacerdote católico), Nelson Ceballos (administrador), Paola (odontóloga), Mauro (estudiante universitario) y Jesús (estudiante universitario y cantante).

Es nieto de un llanero propietario de grandes hatos y comercios, además de garajes y estaciones de servicios, a lo que se sumaba un rebaño de seis cabezas de ganado.

Su padre, el ingeniero civil Alejandro Ceballos heredó las riendas de los negocios del abuelo y, sin embargo, su principal legado familiar lo alcanzó al hacerse merecedor, en 1956, del premio al mejor orador de América Latina, organizado en Bogotá. Esta impronta ha marcado a la generación que hoy representa el empresario Alejandro Jesús Ceballos Jiménez.

Su padre igualmente destacó en la política como dirigente de AD y pues en 1958, días después de la caída de Marcos Pérez Jiménez, regresó del exilio en Colombia y fue designado presidente del Plan de Emergencia del almirante Wolfang Larrazábal con el apoyo de Rómulo Betancourt. Entre las muchas obras desarrolladas por Almafaq destaca la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales “La Mariposa”, ubicada en Valencia, estado Carabobo. Esta es una obra de carácter ambiental cuya magnitud la posiciona como una de las más grandes de Latinoamérica. Inversiones Alfamaq también afrontó el desafío de la adecuación integral de una de las joyas arquitectónicas más emblemáticas de Venezuela: el Hipódromo La Rinconada.

En Los Valles del Tuy, una sub región del estado Miranda, Alfamaq construyó a finales de 2015 el Complejo Urbanístico Colinas de San Francisco de Yare, el cual cuenta con 1.540 viviendas multifamiliares para la clase media.

Y en plena ejecución Alfamaq adelanta la construcción del Sistema Teleférico Waraira Repano – Macuto, mediante el cual se unirá a Caracas con el estado Vargas atravesando la cordillera montañosa. Este medio de transporte movilizará más de 400 personas por hora aproximadamente, desde la capital de Venezuela hasta el estado Vargas.

Con este proyecto se impulsará significativamente el turismo, gracias a una conexión entre la montaña, playa y la ciudad en un novedoso sistema de transporte que trasladará a los visitantes a un espectacular viaje de vistas extraordinarias.

El sistema estará conformado por cuatro estaciones: Waraira Repano (terminal), San José de Galipán, La Hacienda y El Cojo (terminal), con un tiempo de recorrido de 45 minutos en cabinas de última generación que garantizarán no solo la calidad del servicio sino un largo período de vida útil al sistema.

DESARROLLO INTERNACIONAL DE ALFAMAQ’

Internacionalmente Alfamaq también ha logrado importantes desarrollos en la construcción. Tal es el caso del conjunto residencial Costa Esmeralda, que se encuentra ubicada a solo cuatro minutos del Aeropuerto Internacional de Tocumen y a 11 minutos del centro financiero de la ciudad de Panamá. Colinda con una zona de vegetación protegida y el Corredor Vial Sur.

Igualmente en Panamá construyó el conjunto residencial Altamira Gardens, cuenta con 9 edificios de 5 pisos. Se encuentra en la avenida Centenario, al lado del estadio Rod Carew, en la ciudad de Panamá.

Alejandro Ceballos igualmente preside la compañía Ferretería Alfamaq, la cual es independiente, aunque con los mismos socios. Es proveedora de materiales para la construcción. Se ubica en la Zona Industrial de Barquisimeto y atiende principalmente al occidente de Venezuela . Asimismo es presidente de Sarlef Limited Company, con sede en Londres, Inglaterra, una corporación importadora de materiales de construcción para asociaciones estratégicas con empresas chinas y brasileñas.

Con sede en España, Ceballos de igual manera es presidente de Wodson Internacional, la cual abastece equipamiento para edificaciones como puertas, pocetas, etcétera.

URAMA Y EL GRUPO 7C RACING STABLE’

Ceballos es presidente de la empresa Agropecuaria Aruma, propietaria del Haras Urama, anclado en el estado Yaracuy, iniciativa con la que tiene trazada la meta de mejorar la raza equina de Venezuela y colocarla a la vanguardia mundial en la producción de yearlings, para lo cual dispone de una importante flota de purasangres en los circuitos de Estados Unidos, a los cuales, una vez que son retirados de las pistas, trae al Urama para que sirvan como padrillos y coadyuven en este propósito. Enlazado con esta meta, Ceballos estableció en el estado de la Florida, en Estados Unidos, el Stud “Grupo 7C Racing Stable”, que se ha dedicado a la compra de ejemplares con pedigrí destacados para hacer campaña en los Estados Unidos y posteriormente ser llevados a Venezuela para cumplir función reproductora en el haras Urama, plantel en el cual se han hecho grandes inversiones con el objetivo de criar en Venezuela con los estándares de los mejores haras de Kentucky. El “Grupo 7C Racing Stable” y su brazo de cría en Venezuela (Haras Urama) ha profesionalizado la escogencia, adquisición y cruce de caballos purasangre de carreras, lo que ha causado un impacto positivo para la hípica nacional, debido a que sus aportes han ido mejorando la calidad de pedigrí de los corredores venezolanos con influencia directa de los mejores sementales del mundo. Actualmente el Stud “Grupo 7C” está metido entre las 10 mejores divisas de Gulfstream Park, en pleno meeting de invierno, donde bajan a la Florida los mejores caballos y profesionales en busca de los jugosos premios de esta temporada y del clima floridano. En la tabla de propietarios de Gulfstream Park el “Grupo 7C” está séptimo por producción de dinero y décimo por carreras ganadas con cinco victorias y 333.260 dólares en ganancias, por encima de divisas importantes a escala mundial como el “Godolphin” (en ambos renglones) o el Shadwell (en carreras ganadas), studs de los poderosos jeques árabes Sheik Mohhamed Bin Rashid Al Maktoum y su hermano el Sheik Hamdan Bin Rashid Al Maktoum, quienes invierten millones de dólares en caballos en todo el mundo.

El “Grupo 7C” ha sido un impulso para venezolanos que hacen vida en el exterior, pues trabaja con un equipo 100% criollo en los Estados Unidos. Sus ejemplares más representativos actualmente son el múltiple ganador de grado Grand Tito, hijo de Candy Ride y productor de más 585.000 dólares en premios; Grand Bili, hijo de City Zip y escogido por el propio Alejandro Ceballos, quien atinó con este ejemplar, que a pesar de haber costado 30.000 dólares y ser un Ontario Bred ya es ganador de grado con más de 170.000 dólares en premios. El Grupo 7C Racing Stable también tiene otros piezas con proyección que con sus primeras actuaciones ya dan de qué hablar en los medios especializados de Estados Unidos y Latinoamérica, como Majesto y Paola Queen. Recientemente el Haras Urama incorporó a su plantel de yeguas madres seis importadas de excelentísima calidad, con físicos y sangre de primera. Los nuevos vientres son: Rovavevi, hija de Zensational; Desimizar, descendiente directa de Harlans Holiday; Jessica C, hija de Medaglia D’Oro que costó 230.000 dólares; Tatica For Ever, por Bernardini, la cual superó los 130.000 dólares en subasta; Beauty Sisters, una War Front de 300.000 dólares y The Blonde Peque, una yegua de alzada impresionante, hija de Giant’s Causeway, la cual será traída con potro en vientre por el probado Candy Ride. En su padrillera cuenta con ejemplares de la talla de Z Humor, hijo de Distorted Humor, productor de 970.163 dólares en Estados Unidos, lo que lo califica para ser padrillo en Norteamérica, por lo que representa un lujo tenerlo en el Urama; además tiene a Tiz West (Gone West); y recientemente fueron incorporados dos importantes sementales: Motivating y Siete C, el primero es un hijo de Pulpit en Keeper Hill, el cual sólo corrió una vez, pero es portador de la poderosa línea de la que desciende Tapit en una madre productora de 1.661.281 dólares, ganadora del Kentucky Oaks (Grado 1), Las Virgenes Satkes (Grado 1) y el Three Chimneys Spinster Stakes (Grado 1).

7C corrió para los colores de la divisa, por lo que lleva el mismo nombre del Stud. Es un Undbridled Songs de excelsa alzada que no pudo continuar la senda ganadora debido a lesiones, pero es ganador de tres alowances en los Estados Unidos con producción superior a los 100.000 dólares; Siete C es hijo de Charming, integrante de la mejor línea materna de Norteamérica, y por consiguiente hermano de la campeona Take Charge Brandi, yegua que fue vendida para la cría en 6 millones de dólares y obtuvo el premio Eclipse como campeona de dos años en 2014, con producción de 1.692.000 dólares. Charming es hermana de Take Charge Indy y Will Take Charge, el primero productor de 1.103.000 dólares y el otro de $ 3.924.648.

Actualmente el mejor caballo de Venezuela es Don Lucas, ganador clásico hijo de Scatd Daddy en Wild For Sure, el cual fue nacido y criado en el Haras “Urama”.

Esta otra pasión por el hipismo le viene a Alejandro Ceballos por la línea materna, pues la familia de su madre Maura es aficionada al hipismo. De suerte que a los cinco años Alejandro acertó una combinación de seis ejemplares en La Rinconada que pagó 70 mil bolívares, una auténtica fortuna en 1963. Apenas recuerda que el cuadro sellado fue por un monto de cuatro bolívares y menciona a Sol Rayito, el nombre del ejemplar que acabó con los cuadros. A su ambición de mejorar la genética de los purasangre criollos la alimenta e inspira en la épica logradas por los jinetes venezolanos Ramón Alfredo Domínguez y José Javier Castellano, quienes entre ambos han ganado los últimos seis años el Eclipse Awards, máximo galardón que el gremio periodístico de Estados Unidos otorga al que considera el mejor jockey de cada año.

LA POLITICA EN LAS VENAS

Los antecedentes familiares en la política fueron consolidados por su padre, pero tuvo sus propias iniciativas de desarrollo en este tema, ya que en 1978 tuvo la misión de ser el coordinador en Miranda de la campaña de la juventud de Luis Piñerúa Ordaz, candidato de Acción Democrática. Asimismo fue jefe de campaña de Irene Sáez cuando resultó electa como alcaldesa de Chacao.

A los 32 años fue secretario general de AD en Chacao –recién nacido como municipio–, donde alcanzó un mayúsculo e inédito éxito electoral al vencer de manera holgada y continuada a Copei. Confrontado con el secretario general de Miranda, a inicios de los años 90 presentó su renuncia. El 4 de febrero de 1978 se casó en primeras nupcias con Amalia Ceballos. En segundas nupcias contrajo matrimonio con Yoleida Navarro y actualmente está casado con la administradora Gladys Abinazar Figarella.

LA MARCA DEL ABUELO’ ( LA MARCA DE LA BESTIA 666) 

La dinastía de los Alejandro Ceballos la arrancó su abuelo, quien habiendo quedado huérfano de padre a los 3 años, se vio obligado a un desarrollo autodidacta que con los años lo llevó a ser capitán de la milicia montonera de Juan Vicente Gómez. De su padre –el mismo que en 1956 ganó el concurso al mejor orador de América Latina– se recuerda que el mismo Arturo Uslar Pietri reconocía sus virtudes en la oratoria y admitía que efectivamente era el mejor. Su padre quedó a cargo de las empresas del abuelo cuando apenas contaba con 11 años de edad. Su madre es Maura Jiménez, una poetisa cuyo trabajo creador fue reconocido por la OEA. Durante muchos años fue presidenta de todo el grupo y actualmente se mantiene activa en la junta directiva. En entrevistas que ha concedidos a medios, Alejandro Ceballos ha expresado su posición en cuanto a que la plusvalía que genera toda empresa debe tener una mejor distribución entre el empresario y la clase trabajadora.

“Lo puedo demostrar en el éxito del Haras Urama: mis caballericeros y cuidadores, capataces y veterinarios tienen un porcentaje de las utilidades de las ventas”.

Esto hizo que el Urama vendiera hace dos años el equivalente a 2 millones de dólares con apenas 24 caballos, mientras que otros establecimientos con el doble o más de ejemplares en exhibición tuvieron rendimiento a la mitad o menos. Sostiene que este principio de repartición de la plusvalía con los trabajadores se aplica en todo su circuito de empresas.

Ahora : la verdad e historia real . 

LA “DESAPARICIÓN” DE 500 MILLONES DE DÓLARES DE LA CVG (ALEJANDRO CEBALLOS, ALFAMAQ Y GRUPO 7C)

Alejando Ceballos

El empresario Alejandro Ceballos dueño del Grupo 7C, Alfamaq, aviones, casinos, inmuebles y terrenos en Las Villas de Lechería, vinculado con ex ministros, puntal privado del faraónico Complejo Turístico y Recreacional del Caribe, desarrollado en proyecto de la alcaldía de Barcelona; fue figura icónica de la desaparición de 500 millones de dólares de la CVG, junto a Lina Marcano (ex gerente general de administración y finanzas de la CVG), Rodolfo Sanz (entonces ministro) y Jorge Rojas. El dinero correspondía a ventas a futuro de aluminio y debía ser transferido al Fonden, pero por órdenes de dos asesores de Sanz, supuestamente fue a parar a una cuenta cifrada en el Gazprombank de El Líbano. El punto es que como por arte de magia el dinero habría reaparecido en las arcas del Ministerio de Finanzas, pudiendo quizás, durante el tiempo de su “extravío” y de haber sido movilizado por cuentas y bancos distintos a los informados, haber acumulado millonarios intereses y servir como capital para diversos negocios de “boliempresarios”, como algunos suelen denominarlos. La reaparición, como consta en documentos recientemente en boga, fue confirmada por el presidente del sindicato único de trabajadores de la industria del aluminio (Sutrapuval) Manuel Felipe Diaz, quien el 22 de septiembre de 2010 envió una carta al Ministerio Público, como aclaratoria de sus denuncias previas contra Rodolfo Sanz, Jorge Rojas y Alejandro Ceballos. Sin embargo, el sindicalista pidió investigar el grado de responsabilidad de los mismos en la desaparición de los fondos.

Aseguran que empresario Alejandro Ceballos compró 3 caballos por 1.2 millones de dólares

El periodista Casto Ocando aseguró a través de su cuenta Twitter que el empresario venezolano Alejandro Ceballos compró 3 caballos por 1.2 millones de dólares, en una subasta en Saratoga, Nueva York.

El comunicador venezolano afirmó los animales adquiridos y sus costos son: Distorted Humor ($350,000), Medaglia D’Oro ($425,000), y Astrology ($425,000).

Según un reportaje publicado en La revista Clímax en el año 2014, Alejandro Ceballos “participó en la operación de depósito de 500 millones de dólares de la Corporación Venezolana de Guayana en el Gazprom Bank en Líbano, de acuerdo con una denuncia presentada ante el Ministerio Público por el dirigente sindical Manuel Díaz, en abril de 2011″.

Continúa el texto detallando que Ceballos cuenta con el Stud Grupo 7C en el Hipódromo La Rinconada; con un centro de apuesta en Lechería, “y al menos dos empresas inscritas en el Registro Nacional de Contratistas: Proyectos y Construcciones 1128, C.A. e Inversiones Alfamaq… Según el RNC, la primera de las compañías, Proyectos y Construcciones, creada en 2008, desde ese año hasta diciembre de 2010, ejecutó 14 obras para el gobierno, de las cuales 13 fueron otorgadas por el Ministerio de la Vivienda”.

Alfamaq reconstruyó el Poliedro de Caracas y estaba planificado que edificara el estadio principal para los juegos panamericanos 2019, en caso de que Ciudad Bolívar ganara la sede, lo cual no ocurrió

.Una nueva burguesía nació de las entrañas del chavismo. Tanto civiles como militares, que supieron colarse en el supuesto discurso socialista del ex presidente fallecido, aprovecharon la oportunidad de hacer negocios, lícitos y otros no tanto. Inflaron sus arcas y sus tejemanejes forman parte de la desaparición de los 20 mil millones de dólares otorgados por la Comisión de Administración de Divisas CADIVI en 2012

El presidente Hugo Chávez se levantó en medio de los alumnos del liceo bolivariano Cacique Naiguatá. Los estudiantes y sus docentes esperaban un discurso por el inicio de aquel año escolar de septiembre de 2009. Pero el Mandatario apuntó a un enemigo interno: la burguesía. Según él, se oponía a su proyecto político y trató de impedir el comienzo de las clases al promover un paro. En medio de sus palabras pronunció una frase bíblica que trascendió su vida: “ser rico es malo”.

Cinco años después de aquellas palabras, la construcción del “Hombre nuevo” se quedó en la incubadora, mientras surgía una clase económica. Por una parte nueva y otra tanto reciclada de la llamada “Cuarta República”, cuyo origen de su riqueza navega en la falta de transparencia, que compra medios a través de empresas sin capital claro o a través de estructuras que parecen una mastrioska financiera. Se mueve con ostentación dentro y fuera del país. Arrastra consigo el pecado capital de la desaparición de 20 mil millones de dólares otorgados por la Comisión de Administración de Divisas, en una nación que depende de la importación de alimentos y medicinas.

Cuando las historias de los boliburgueses se cruzan .

De acuerdo con el registro de capital extranjero del Banco Central de Brasil, en septiembre de 2009, la empresa de origen venezolano Thawi Resp. & COM.LTDA poseía $2.350.000. En Venezuela, la firma Comercializadora Internacional Thawi C.A., fue registrada en marzo de 2004. En ambos casos, unos de los representantes legales es William José Biancucci Abreu.

Biancucci Abreu también cuenta con experiencia como funcionario público. En enero de 2006 fue designado presidente de la Empresa de Producción Socialista Recuperadora de Materia Prima. De ese entonces no se encuentra, en una búsqueda en la web, una declaración sobre sus actividades y funciones en ese ente del Estado. Pero si se le da más vuelta hacia atrás a la cinta de la historia de este personaje, se hallará la imagen del patio de la Academia Militar Venezolana, el 5 de julio de 1983, cuando el entonces cadete recibió el sable de manos del presidente de la República, Luis Herrera Campins, ocupando el puesto número 49 en la Promoción General de División León Febres Cordero. En esa institución militar, tuvo como profesor al fallecido presidente Hugo Chávez, según contó Biancucci Abreu a la agencia Bloomberg, que lo entrevistó en Caracas.

Entre sus compañeros de la Academia Militar se contaron el capitán Humberto Ortega Díaz, ex presidente de Fondo de Protección Social de los Fondos Bancarios (Fogade); el general Clíver Alcalá Cordones; el teniente coronel fallecido, Carlos Acosta Carles; y el general Celso Canelones Guevara, ministro para la Región Estratégica de Los Andes. El capitán retirado del Ejército Biancucci Abreu figura, según documentos de las autoridades laborales brasileñas, como representante legal de Portal Do Boi, empresa fundada en 2008 en Belen Do Para, dedicada a la cría y sacrificio de ganado. De acuerdo con la nota de Bloomberg, en 2006 el oficial retirado compró una hacienda en Belem, Brasil. Los documentos de la compañía indican que en 2011, Portal Do Boi firmó un convenio con el gobierno venezolano, por lo cual exportó 13 mil bovinos vivos.

Sin embargo, ex compañeros de clase recuerdan que, a inicios de la década pasada, Biancucci Abreu era solo el representante de una empresa española que compraba chatarra ferrosa para luego procesarla.

Otro oficial del Ejército venezolano, también egresado de la Academia Militar, pero en la Promoción General de Brigada Lucas Carvajal, de 1985, es el mayor retirado William José Hernández Cova. Este oficial, que en 2002 fue sometido a una investigación por supuestas irregularidades cometidas en abril de ese año, cuando era gerente de Finanzas de la Compañía Anónima de Industrias Militares (Cavim), aparece en el Registro Nacional de Contratista (RNC) como accionista mayoritario de una empresa constructora. Se trata de Mpd Master Proyecto y Desarrollo, C.A. Dicha compañía, constituida en 2004, recibió entre 2007 y 2012 la cantidad de 32 contratos de obras, 24 de los cuales fueron otorgados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales para trabajos de reacondicionamientos de centros de salud en todo el país.

En febrero de 2008, la presidenta de la Asociación Civil Anticorrupción Interpelación Popular Organizada (Aipo) dirigió una comunicación al presidente del Seguro Social, capitán Carlos Rotondaro —promoción de 1987 de la Academia Militar— solicitando información acerca de la entrega de contratos sin licitación a una serie de empresas, entre las que se encontraba de Mpd Master Proyecto Y Desarrollo, C.A. Se desconoce si hubo respuesta. El 15 de mayo, Diario Las Américas, periódico de Florida, Estados Unidos, publicó que la esposa del ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, Zuleima Medina Rodríguez, es directora de Inversiones Alzuro —que importa alimentos de EEUU. El texto periodístico relaciona al mayor Hernández Cova con el caso.

El registro de contratista revela que tanto Mpd como Alzuro ocupan una oficina en el mismo piso en el Centro Comercial Bello Monte, en Baruta. Ambos oficiales retirados, representan a esa parte de los venezolanos que hicieron buenos negocios en los primeros 15 años de revolución. Alguno de ellos, incluso, empresarios con riquezas forjadas en la época de la IV República, pero que con el chavismo lograron incrementarla, en medio de un clima supuestamente hostil a la riqueza promovido desde el Palacio de Miraflores.

El adeco con lazos rojos

Nicolás Mangieri, abogado egresado de la Universidad Santa María en el 2000 y socio fundador del Bufete MBA, poseía bienes de fortuna incluso antes de la llegada del chavismo al poder. Su familia participó en la ejecución de obras públicas para gobiernos regionales especialmente en Guárico.

En septiembre de 1999, la gestión del gobernador de Guárico de entonces, Eduardo Manuit, ligado al recientemente instalado presidente de la República, Hugo Chávez, procedió legalmente contra la empresa Proyectos NT C.A., propiedad de Mangieri, por incumplimiento del contrato de asfaltado de una vía. Cinco años después de esa demanda, el empresario se presentó a la elección de gobernador de Guárico como precandidato con el apoyo de AD. De la empresa Proyectos NT no quedó ni rastros en el Registro Nacional de Contratista. Pero desde 2005, el abogado y constructor se convirtió en el principal ejecutante de obras del gobierno de Anzoátegui, en ese momento dirigido por el chavista Tarek William Saab. Esto generó que sectores oficialistas acusaran al gobernador de financiar a la oposición a través de esos contratos. Incluso en una columna de la época se cita al secretario general del partido Acción Democrática en Anzoátegui, Miguel Arismendi, quien habría reconocido en un programa de una televisora regional que Mangieri era contratista del gobierno regional.

En el Registro Nacional de Contratista figuran al menos dos empresas con Mangieri como principal accionista. Mangieri Freda Compañía Anónima (Manfreca) y Construcciones y Mantenimientos Maro, C.A. (Maroca). De estas dos, Maroca, creada en 2007 en Anzoátegui, recibió 15 contratos hasta 2009, de los cuales 12 fueron de la gobernación de esa entidad. Mangieri también es el propietario de una de las empresas contratistas del sector eléctrico de mayor tradición, Gtme de Venezuela, incluso desde 2011 aparece en los registros de Florida, EEUU, como el dueño de la filial registrada en ese país Gtme Tradding Corp. Los anteriores propietarios de esta firma eran los Camero, propietarios de Televen.

Según informe de Corpoelec de marzo de 2013, Gtme lidera un consorcio que en dos obras eléctricas, en Miranda y Nueva Esparta, regenta proyectos de $227 millones, más Bs 259 ,77 millones.

Los jóvenes “empresarios”

Cuando comenzaron sus actividades empresariales, el mayor de los muchachos tenía 31 años. Se trata de Leopoldo Alejandro Betancourt López, presidente de Derwick Associates, una empresa contratista del sector eléctrico que, en sus primeros 14 meses de funcionamiento en el país, recibió 12 contratos de obras eléctricas de parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Entre otros motivos, los obtuvieron gracias a la vinculación de los representantes de la compañía con Javier Alvarado Pardi, hijo del ex viceministro de Desarrollo Eléctrico y ex presidente de la Electricidad de Caracas, Javier Alvarado Ochoa.

Desde la publicación del reportaje “El cable pelao en la electricidad”, en Últimas Noticias, el 7 de agosto de 2011, escrito por el autor de esta nota, muchos megabytes de información circularon por páginas web acerca de las actividades de Betancourt López y su combo, a quienes el periodista Juan Carlos Zapata bautizó como “Bolichicos”.

La dos últimas informaciones sobre ellos se originaron en Estados Unidos. En primer lugar Wall Street Journal publicó, el 8 de agosto, que el Departamento de Justicia y la Fiscalía de Manhattan iniciaron una investigación sobre la compañía y en contra de una empresa estadounidense que participó en obras eléctricas en Venezuela, Pro Energy Services, con sede en Misuri. Diez días después, un tribunal de EEUU desestimó parte de la demanda del ex embajador estadounidense en Venezuela, Otto Reich, porque el diplomático no demostró que Derwick violara la Ley Rico, creada en 1970, para perseguir y sancionar civilmente ciertas actividades criminales.

Betancourt López, presidente de Derwick, y su primo, Pedro Trebbau López, vicepresidente, fueron demandados en tribunales de Florida y Nueva York, EEUU, por el ex embajador Reich y el presidente de Human Right Foundation, Thor Halvorssen. Ambos manifiestan, ser víctimas de campañas de descréditos lanzadas por Derwick, lo que los afecta en el plano laboral.

El informe de Corpoelec de marzo de 2013, detalla que Derwick participa en proyectos con un costo cercano a los 1.000 millones de dólares y más de 1.000 millones de bolívares, lo que la ubica entre una de las compañías más favorecidas en medio de la crisis eléctrica del país.

Gracias a esos contratos, los muchachos de Derwick poseen propiedades en diversas partes del mundo, entre ellas una finca en España. La utilizan para invitar a sus amigos venezolanos y españoles, empresarios y funcionarios de aquí y de allá a participar en actividades de cacería. Betancourt López reconoció en un documento en un tribunal de Florida que inició la empresa con un alto porcentaje de propiedades de su familia y recursos propios.

Actualmente son representados en EEUU por el abogado Adam Kaufmann, quien el pasado fuera jefe de Investigación de la fiscalía de Manhattan.

La historia íntima de Derwick by ResistenciaV58 on Scribd

El financiero


Un empresario cercano a Betancourt López es el operador financiero Alejandro Ceballos. Juntos participaron en la operación de depósito de 500 millones de dólares de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en el Gazprom Bank en Líbano, de acuerdo con una denuncia presentada ante el Ministerio Público por el dirigente sindical Manuel Díaz, en abril de 2011.

“La cuenta era manejada por el ex ministro Rodolfo Sanz, por su pariente Jorge Rojas Montero y el operador financiero Alejandro Ceballos (…) Los compradores a futuro transfirieron por instrucciones del ex ministro, Rodolfo Sanz, los fondos a la cuenta bancaria establecida previa orden enviada por un fax (facsímil emitido desde la oficina de Betancourt) … Es así como se apertura en Líbano la cuenta (… ), que era manejada por el ex ministro Rodolfo Sanz, un pariente de este, Jorge Rojas Montero, y un operador financiero, Alejandro Ceballos”, señaló el dirigente de acuerdo al periodista Joseph Politzuk de El Universal.

El 18 de febrero de 2008 Nelson Ceballos, hermano de Alejandro Ceballos, falleció en un accidente de avión cuando volaba a Puerto Ordaz. Ese día se realizaría en esa ciudad la toma de posesión del entonces nuevo ministro de Industrias Básicas, Rodolfo Sanz. Desde entonces, el menor de los dos hermanos se encargó del consorcio fundado junto a la madre de ambos hace más de 30 años, que está registrado en Florida con el nombre Grupo 7C Racing Stable, Corp.

En Venezuela, los empresarios liderados por Alejandro Ceballos cuentan con el Stud Grupo 7C, con caballos que corren en el Hipódromo La Rinconada; con un centro de apuesta en Lechería, estado Anzoátegui, cuyo nombre es Sport Book Grupo 7C, y al menos dos empresas inscritas en el Registro Nacional de Contratistas: Proyectos y Construcciones 1128, C.A. e Inversiones Alfamaq.

Según el Registro Nacional, la primera de las compañías, Proyectos y Construcciones, creada en 2008, desde ese año hasta diciembre de 2010, ejecutó 14 obras para el gobierno, de las cuales 13 fueron otorgadas por el Ministerio de la Vivienda.

La segunda firma, Alfamaq, fue la encargada en 2012 de reconstruir el Poliedro de Caracas, con una inversión de Bs 335 millones. Además, estaba proyectado que edificara el estadio principal para los juegos panamericanos 2019, en caso de que Ciudad Bolívar ganara la sede, lo cual no ocurrió.

Biacucci, Hernández, Mangieri, Betancourt y Ceballos son solo una muestra de aquellos que en 15 años de chavismo, supieron burlar el discurso oficial de Miraflores, quienes descubrieron que ser rico no es malo. La lista es mucho más larga, pero por ahora va este ramillete de fortunas documentadas.

Entre los múltiples absurdos de la gerencia de PDVSA figura la contratación para hacer viviendas de la Gran Misión Vivienda de una empresa llamada Coal Energy, S.A. , por cierto declarada en quiebra.

Esta empresa fue contratada por PDVSA en 2014-2015 para construir 77 edificios de apartamentos de la GMV en San Francisco de Yare, a un costo de más de U.S. $60 millones. Sin experiencia alguna en este ramo la empresa simplemente sub-contrató el trabajo a otra empresa, llamada SEARSLEAF, la cual – a su vez –  sub-contrató a una empresa llamada ALFAMAQ, propiedad de un venezolano llamado Alejandro Ceballos.  Sin embargo, los pagos fueron hechos en dólares por PDVSA. Es increíble ver como estos contratos pasan de mano en mano y, cada vez que pasan, se les queda un buen rollo de billetes a quien traspasa. Es el mismo cuento del pescado del marino margariteño, el cual pasaba de mano en mano, porque “no era para comer sino para hacer negocio”.

Esta contratación aparece en el informe de los inspectores socialistas:

INSPECCION a LA FPO – Inspectores Socialistas by ResistenciaV58 on Scribd

Por su parte, la empresa ALFAMAQ tampoco era muy confiable, según se desprende de un escrito del periodista César Batiz :

“Un empresario cercano a Betancourt López [Derwick Associates] es el operador financiero Alejandro Ceballos. Juntos participaron en la operación de depósito de 500 millones de dólares de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en el Gazprom Bank en Líbano, de acuerdo con una denuncia presentada ante el Ministerio Público por el dirigente sindical Manuel Díaz, en abril de 2011. La cuenta era manejada por el ex ministro Rodolfo Sanz, por su pariente Jorge Rojas Montero y el operador financiero Alejandro Ceballos (…) Los compradores a futuro transfirieron por instrucciones del ex ministro, Rodolfo Sanz, los fondos a la cuenta bancaria establecida previa orden enviada por un fax (facsímil emitido desde la oficina de Betancourt) … Es así como se apertura en Líbano la cuenta (… ), que era manejada por el ex ministro Rodolfo Sanz, un pariente de este, Jorge Rojas Montero, y un operador financiero, Alejandro Ceballos”, señaló el dirigente de acuerdo al periodista Joseph Politzuk de El Universal.

El 18 de febrero de 2008 Nelson Ceballos, hermano de Alejandro Ceballos, falleció en un accidente de avión cuando volaba a Puerto Ordaz. Ese día se realizaría en esa ciudad la toma de posesión del entonces nuevo ministro de Industrias Básicas, Rodolfo Sanz. Desde entonces, el menor de los dos hermanos se encargó del consorcio fundado junto a la madre de ambos hace más de 30 años, que está registrado en Florida con el nombre Grupo 7C Racing Stable, Corp.

En Venezuela, los empresarios liderados por Alejandro Ceballos cuentan con el Stud Grupo 7C, con caballos que corren en el Hipódromo La Rinconada; con un centro de apuesta en Lechería, estado Anzoátegui, cuyo nombre es Sport Book Grupo 7C, y al menos dos empresas inscritas en el Registro Nacional de Contratistas: Proyectos y Construcciones 1128, C.A. e Inversiones Alfamaq.

Según el Registro Nacional, la primera de las compañías, Proyectos y Construcciones, creada en 2008, desde ese año hasta diciembre de 2010, ejecutó 14 obras para el gobierno, de las cuales 13 fueron otorgadas por el Ministerio de la Vivienda.

La segunda firma, Alfamaq, fue la encargada en 2012 de reconstruir el Poliedro de Caracas, con una inversión de Bs 335 millones. Además, estaba proyectado que edificara el estadio principal para los juegos panamericanos 2019, en caso de que Ciudad Bolívar ganara la sede, lo cual no ocurrió”

PDVSA es un nido de corruptos e ineptos, aliados con una mafia de contratistas amigos, entre los cuales destaca Ceballos .La empresa debe ser intervenida y sus directivos y contratistas amigos deben ser investigados y enjuiciados por corrupción administrativa y puestos tras las rejas a perpetuidad , por cómplices en las muertes de miles de venezolanos por falta de alimentos , medicinas y atención médica .

Una vez publicado este trabajo no tardarán en activarse los cómplices y socios de Alejandro Ceballos en su inmensa estructura de legitimación y lavado de capitales , como Cruz Elena Matute , quien ha colaborado para que sea el mayor propietario de inmuebles y parcelas de terreno en la exclusiva urbanización Las Villas de Lechería . La señora Matute se atribuye el deber de cuidar la reputación de su principal fuente de ingresos.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Alejandro Ceballos: El gran Capo de Anzoategui y su maquinaria de lavado de dinero
Author Rating
51star1star1star1star1star

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo