¡ALARMADOS! «Ex guerrilleros» de las FARC se quejan por misión de EE.UU. en Colombia

Creen que buscan desestabilizar la región e ir directamente contra su aliado Nicolás Maduro

 

Las FARC, partido en que se convirtió la antigua guerrilla después de su desmovilización, calificó como «alarmante noticia» el anuncio de la embajada de Estados Unidos en Bogotá sobre la llegada a comienzos de junio de la Brigada de Asistencia de Fuerza y Seguridad, para labores de apoyo en la lucha contra el narcotráfico.

Los ahora ex guerrilleros creen que este sería el indicio de la puesta en marcha de un nuevo ataque contra el régimen de Maduro y que «nadie pone en duda que esta situación se desarrolle como parte dela estrategia de agresión militar del gobierno de Trump contra Venezuela y contra el gobierno colombiano, de manera irresponsable, pone el territorio patrio como cabeza de playa para la estrategia desestabilizadora contra el vecino país y el continente».

La iniciativa que apoyará el grupo del Comando Sur en Colombia, se desarrollará en cinco regiones del país: el Pacífico de Nariño (suroeste); el Catatumbo en la frontera con Venezuela; el Bajo Cauca y el sur de Córdóba (al noroeste), Arauca (este) y Chiribiquete y Parques Nacionales Naturales cercanos, en la Amazonía, zonas donde más han proliferado los cultivos de coca.

La propuesta de las FARC ha sido llamar a una movilización «contra esa pretensión de desestabilización y violencia en la región».

El ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo aclaró que esta colaboración con el Comando Sur de los Estados Unidos no implica el «tránsito de tropas extranjeras, ni participarán en operaciones militares. Las operaciones militares las desarrollan exclusivamente las tropas colombianas», y aclaró que esta brigada es «un grupo élite netamente de carácter consultivo y técnico para mejorar la efectividad en la lucha contra el narcotráfico».

Por su parte Iván Cepeda, del partido izquierdista POlo Democrático Alternativo, cree que «es un acto de una gran peligrosidad, puesto que implica, como lo hemos visto ya, una escalada de acciones que se van sumando y que pueden terminar lamentablemente en un conflicto armado de carácter internacional con Venezuela», dijo a Efe.

Según Cepeda, que hace parte de la Comisión que se ocupa entre otros de los asuntos de política internacional y defensa nacional, la llegada de los militares de la SFAB «aumenta el peligro en la región de una confrontación armada» y «es una intromisión que viola la Constitución y la soberanía nacional».

Consultada por la agencia Efe, la analista política Arlene Tickner, profesora de  la Facultad de Ciencias Políticas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, «jamás va a volver a haber algo de la magnitud del Plan Colombia por parte de Estados Unidos. Primero porque no tiene interés en hacerlo; segundo, porque no tiene presupuesto para hacerlo, y tercero porque Colombia ya es otro país».

Para la académica, es indudable que la situación afectará la ya corroída diplomacia entre Colombia y Venezuela pues se produce después de la operación naval contra el narcotráfico en las aguas del Caribe y de la fallida Operación Gedeón: «Esto constituye una cadena de hechos que si la hilamos y la conectamos, pues genera gran preocupación sobre las intenciones tanto del gobierno de Colombia como de Estados Unidos».