Abandono de refinerías de Pdvsa lleva a operar solo la de Amuay

Parálisis de centros procesadores de crudo implica menos divisas por exportación de productos y mayor dependencia del combustible importado para el consumo interno, dijo el sindicalista Iván Freites

La nula inversión, la falta de mantenimiento, la corrupción y el éxodo masivo de trabajadores experimentados del área de refinación de Petróleos de Venezuela obligan a concentrar las operaciones de esa actividad en la refinería de Amuay, aseguró Iván Freites, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela.

de refinación de Pdvsa la integran las refinerías de Amuay y Cardón en el estado Falcón, El Palito (Carabobo), San Roque y Puerto La Cruz (Anzoátegui) y Bajo Grande (Zulia). “De todos los centros de refinación del país el que reúne las condiciones mínimas para mantenerse operativo es Amuay”, dijo.

La capacidad de refinación de Pdvsa en Venezuela es de 1,3 millones de barriles diarios de petróleo. Freites alertó que de esa capacidad actualmente solo se procesan 300.000 barriles al día (23%) y no precisamente de los mejores crudos.

Lo anterior implica que los productos obtenidos no son los más prioritarios para el consumo del mercado interno, como gasolina y diesel, que deben ser importados y cuya llegada irregular a los centros de despacho causa las colas de vehículos en las estaciones de servicio, especialmente en el interior del país.

El descuido de Pdvsa en el área de refinación ocasionó que el margen neto de ganancia por barril de crudo procesado, el cual hasta 1998 era de 6 y 8 dólares, pasara a negativo con -8 dólares en 2008 hasta registrar -14 dólares en 2016.

El también secretario general del sindicato de trabajadores petroleros de Falcón reveló el contenido del informe operativo del complejo refinador Paraguaná (integrado por Amuay y Cardón) correspondiente a marzo de 2018: “Al 31 del mes pasado Amuay procesó una carga de crudo de 200.000 barriles diarios, pero su capacidad instalada es 635.000 barriles al día”.

En ese centro están paradas las unidades desulfuradora e hidrodesulfuradora, además de la procesadora de azufre, materia prima para la industria petroquímica, farmacéutica y fabricantes de jabón y champú por lo que ahora se tiene que importar.

En Amuay tampoco operan desde 2012 y diciembre pasado las plantas de flexicoquer y coquificación retardada (CRAY). Freites refirió que la unidad de alquilación procesó en marzo 70.000 barriles diarios de gasolina de los 108.000 de su capacidad instalada, mientras que las plantas de destilación produjeron otros 210.000 barriles/día.

Las condiciones de Cardón a finales de marzo pasado eran bastante críticas y cerró con una producción de 100.000 barriles diarios de su capacidad instalada de 305.000 barriles por día. Además de las plantas paradas, el problema más grave de esa refinería son los servicios industriales como consecuencia del mal funcionamiento de la planta eléctrica que provee electricidad, vapor y aire indispensables para los distintos procesos.

El representante de la Futpv afirmó que los problemas y las grandes inversiones requeridas en Amuay y Cardón hicieron desistir a Rosneft de Rusia y Petrolera Nacional de China de su intención de emprender el proyecto de recuperación de las instalaciones, las cuales serían manejadas por las empresas mediante un contrato de arrendamiento con Pdvsa.

El dirigente sindical precisó que están paralizadas las operaciones de las refinerías de Puerto La Cruz, El Palito, Bajo Grande y San Roque, con capacidades instaladas de procesamiento de 187.000, 140.000, 16.000 y 5.000 barriles por día, respectivamente.

“Ante la deplorable situación del parque refinador, que no se revierte de la noche a la mañana y requiere enormes inversiones que no tienen, a las autoridades petroleras no les ha quedado otra que concentrar, en un plan de emergencia, las operaciones en Amuay, porque presenta menos problemas y puede producir más combustible”, sostuvo Freites.

El sindicalista alertó que “el éxodo masivo de trabajadores en la actividad de refinación hace imposible manejar eficientemente todas las refinerías del país. La semana pasada operadores de El Palito fueron trasladados a Amuay para completar el personal necesario”.

La Cifra

1,3 millones de barriles diarios es la capacidad de refinación de Pdvsa en Venezuela, de los cuales se procesan ahora 300.000 barriles al día (23%) y no de los mejores crudos.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo