loading…


2017: El peor año para PDVSA

En su análisis semanal, la firma consultora Boungy asegura que “el colapso económico que ha sufrido la economía venezolana en 2017”, ha sido un factor fundamental en el “acelerado deterioro” de la producción de Pdvsa

Dentro del grave colapso económico que ha sufrido la economía venezolana en el año 2017, ha jugado parte importante el acelerado deterioro de la industria petrolera nacional, de la que dependemos para generar las divisas que tanto requiere el país para satisfacer su necesidad de importaciones.

Según fuentes primarias de la OPEP, en enero Pdvsa tuvo una producción de 2,25 millones de barriles por día (bpd). Pero durante todo el 2017, mes tras mes la producción de crudo cayó sin parar. Para octubre se alcanzó un mínimo histórico en la producción de Pdvsa de unos 1,95 millones bpd, pero sin embargo, el pasado noviembre la producción de la petrolera cayó a los 1,83 millones bpd ubicándose así en un nuevo mínimo histórico por segundo mes consecutivo.

Aunque la producción de la petrolera estatal venía cayendo los últimos años, durante el 2017 este deterioro se aceleró con fuerza, llegando a perder  18,6% de su producción desde enero hasta noviembre.

Esto, sin lugar a duda, ha debido de afectar fuertemente los ingresos de  esta compañía, aunque por el momento no conocemos con certeza toda la información financiera de la petrolera, podemos hacer un estimado tomando como referencia los datos de la Agencia de Información de Energía (EIA) sobre los envíos de crudo venezolano a  Estados Unidos para así evaluar la facturación por ventas de crudo a este país.

Como podemos ver, los ingresos por venta de crudo a ese país no se han incrementado consistentemente durante el 2017, sino todo lo contrario, han retrocedido lo cual es grave si se toma en cuenta que el precio del crudo ha aumentado sustancialmente en este período.

Por ejemplo, para el pasado noviembre con un precio promedio de la cesta venezolana de crudo de unos $56,4 por barril, los ingresos por venta de petróleo a EEUU llegaron a $770 millones de dólares, pero en enero estos ingresos se ubicaron en 957,3 millones de dólares teniendo la cesta venezolana en promedio un precio por barril de $24,8.

Esto se debe a que los envíos  que Pdvsa hacia a Estados Unidos han caído considerablemente en la segunda mitad del año. Estos despachos empezaron el año en 21.168 mil bpd para enero, pero para el pasado mes de noviembre apenas alcanzaron los 14.077 mil bpd, esto representa una caída de 7.091 mil bpd o de 33,5% desde enero hasta noviembre.

Esto es bastante alarmante, ya que EEUU es uno de los pocos clientes que paga de manera líquida las compras que le hace a Pdvsa, recordemos que con base en los últimos estados financieros de dicha compañía, esta dedica alrededor de 500 mil bpd para el pago de convenios energéticos con China, además de vender 100 mil bpd a los países de Petrocaribe bajo financiamiento a largo plazo, el cual no representa una entrada de dólares para la caja de la petrolera nacional a corto plazo. Por ultimo tenemos los 70 mil bpd que son enviados a Cuba. De esta forma las reducidas ventas a EEUU representan un negro panorama futuro para los ingresos de Pdvsa.

La grave situación de Pdvsa, su baja producción y sus ingresos cada vez menores, han causado una sequía de reservas internacionales importante. Las mismas terminaron enero con un nivel de 10.677 millones de dólares y durante el transcurso del año fueron cayendo poco a poco hasta cerrar noviembre con un nivel de 9.767 millones de dólares. Esto representa una caída de 910 millones de dólares o de 8,5% en este período.

Dentro de este colapso económico quizás lo que más ha afectado el bolsillo del venezolano ha sido la inflación, alimentada por una política monetaria irresponsable y por la grave escasez de divisas.

La inflación, según datos de la Asamblea Nacional, se ubicó en 56,7% mensual para el pasado noviembre. Cuando la variación de los precios se ubica por encima del 50% mensual, los economistas suelen coincidir en que la economía ha entrado formalmente en hiperinflación. Asimismo la inflación con respecto a noviembre del año pasado (anualizada) se ubicó en 1.369%.

Es de esta forma como el pasado noviembre la economía venezolana entró formalmente en hiperinflación por primera vez en su historia, luego de venir de un año donde todos los meses la inflación mensual se ubicó en dos dígitos.

Comentarios

Comentarios

loading...
Resistencia Venezuela
error: Maduro Chupalo !