loading…


¡QUÉ VALIENTE! Abuela resteada: “Si voy a morir que no sea en una cama, sino frente a un piquete”

El periodista Armando Altuve de El Pitazo contó la historia de la señora Leyda Brito, una de las abuelas que marchó este 12 de mayo.

La señora tiene 58 años y dijo que le sobran motivos para marchar: su país, sus hijos, nietos y la defensa de sus derechos a la vida y a la salud.

Leyda usó un casco rojo con el símbolo de paz, que pertenece a uno de sus hijos y portaba un cartel en el que se leía “No más represión”.

Mi hijo me ha acompañado a las otras marchas, pero tuvo una fractura en la pierna porque resultó herido en una de las manifestaciones pasadas. Por eso tomé su casco y salí a la calle para seguir protestando y exigir la salida del Gobierno”, enfatizó Leyda.

La abuela golpeaba los escudos de los agentes de la PNB y les instaba a que se unieran a la lucha de todo un país. Lo mismo hacían otros de los manifestantes, molestos e indignados por la actitud hostil de los policías.

Cuando los PNB cometieron la atrocidad de rociarle al grupo de ancianos manifestantes gas pimienta, la señora también fue afectada.

“Les insistí para que nos dejarán pasar, que es nuestro derecho a la protesta. Les pedí que se unieran a nuestra lucha, pero me echaron gas en los ojos y me robaron la cámara donde había registrado todo lo que sucedió”, resaltó la mujer, a quien luego le aplicaron agua con bicarbonato para reducir el picor que le generó el gas en su vista. “Yo le dije al funcionario: ‘Soy diabética, no consigo medicinas. ¿Qué más da? Si voy a morir que no sea en una cama, sino frente a un piquete defendiendo el país de mis hijos y mis nietos”, resaltó Leyda, quien no ha conseguido insulina para controlar su enfermedad.

Comentarios

Comentarios

loading...
error: Maduro Chupalo